Racing: las buenas notas y los desaprobados del boletín de la Academia tras el empate con el Racing de Uruguay

Johan Carbonero ataca a Racing, de Montevideo; en Avellaneda y sin público, el Racing local no pasó de un 0-0.
Johan Carbonero ataca a Racing, de Montevideo; en Avellaneda y sin público, el Racing local no pasó de un 0-0. - Créditos: @Twitter @RacingClub

La primera versión pública del Racing de Fernando Gago en este 2023 pareció una continuación de lo visto el año pasado. En un Cilindro de Avellaneda vacío por disposición de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), la Academia se midió con su tocayo de Montevideo. Muy superior desde el primer minuto, con una gran facilidad para recuperar rápido la pelota en campo contrario y con las largas secuencias de pases con movimientos que este equipo ya tiene automatizado, el local llegaba con superioridad al área uruguaya pero se diluía antes de convertir.

Casi como una metáfora de lo que ocurrió en el último partido que Racing jugó en este estadio, aquella dolorosa derrota ante River, la Academia también falló un penal. El ejecutor fue Maximiliano Moralez, que pateó cruzado pero débil. La estirada de Nicolás Gentilio alcanzó para contener el disparo. El santafesino de 35 años fue una de las novedades importantes que presentó el equipo. Jugó como mediocampista interno, en una función distinta a la que se lo vio en su anterior paso por el club, hace ya 15 años. La función de Moralez fue juntar pases y distribuir el juego. Y también aparecer por sorpresa en el área. Además del penal, también tuvo la posibilidad de marcar con una volea que definió débil. Pinta para ser titular en la cabeza del DT.

Salta Edwin Cardona, que está mejor en el comienzo del 2023 de la Academia.
Salta Edwin Cardona, que está mejor en el comienzo del 2023 de la Academia. - Créditos: @Twitter @RacingClub

El entrenador Gago, como ya había hecho en los ensayos cerrados ante Colo Colo y Bolívar, armó dos equipos distintos para cada tiempo, sin poder identificar un equipo titular y uno suplente. En la primera mitad los 11 fueron: Gabriel Arias; Oscar Opazo, Sigali, Santiago Quiros, Piovi; Oroz, Maico Quiroz, Moralez; Carbonero, Reniero y Héctor Fértoli.

Lo curioso fue que salvo Arias, Sigali, Piovi y Carbonero el resto de los nombres no formaban parte del plantel o tuvieron minutos a cuentagotas, como Oroz y Quiroz. Sin embargo, la impronta del equipo era la misma que se vio a lo largo de todo un 2022 en el que Racing fue protagonista aunque recién pudo gritar campeón en el último partido, tras un cúmulo de frustraciones.

Compacto de Racing 0 vs. Racing (Uruguay) 0

Más allá de la continuidad desde la propuesta, vale la pena hacer un pequeño repaso, a modo de boletín, por las otras novedades que tuvo ese primer equipo más allá de Moralez. Oscar Opazo es otro de los refuerzos que llegó hasta el momento. El chileno, que puede jugar por ambos laterales, mostró potencia física y fue siempre una opción por la banda derecha. Santiago Quiros fue la pareja de Sigali en la zaga. Un caso particular: mediocampista de las inferiores de Boca hasta hace poco más de un año, llegó al club con edad de Cuarta y lo reubicó como central zurdo Pablo Gomis. A Gago le gustó y le dio su chance en este amistoso. Cumplió.

En la delantera las novedades fueron Fértoli y Reniero, dos refuerzos propios que tiene este plantel, después de pasos a préstamo que no convencieron ni a Talleres ni a Argentinos Juniors respectivamente. El técnico le dio la chance al rosarino de mostrarse para ganarse un lugar en el plantel: muy participativo, fue de lo mejor en el arranque aunque se diluyó poco a poco. Reniero jugó con la 9 en la espalda. El surgido de San Lorenzo pelea junto a Maxi Romero por quedarse con el puesto vacante que dejó Enzo Copetti. Tuvo un cabezazo muy claro que tapó bien el arquero uruguayo Gentilio.

Para la segunda mitad del partido cambiaron los 11 futbolistas. El equipo que salió a la cancha fue: Tagliamonte; Pillud, Galván, Insúa, Juan Cáceres; Nardoni, Moreno, Gómez; Hauche, Romero y Cardona. Los nuevos nombres le modificaron el ritmo al equipo: la segunda mitad se jugó con otra intensidad cuando el equipo tenía la posesión y también le costaba más recuperarla. Lo que siguió igual, también como una continuación de 2022, fue la poca contundencia en el área rival. Después de una gran jugada, el lateral izquierdo Cáceres metió la pelota para que el lateral derecho Pillud la empuje en el segundo palo: el remate del capitán dio en la humanidad de Ordiozola, el segundo arquero de Racing de Montevideo. En el último minuto, tuvo dos claras para llevarse el triunfo: un centro de rastrón que Maxi Romero no pudo empujar en el área chica y un cabezazo de Jonathan Galván que reventó el travesaño. Pero el 0 no se movió.

Por una decisión de Aprevide, no hubo público en el Cilindro; había riesgo de que algo malo sucediera entre barrabravas del Racing anfitrión.
Por una decisión de Aprevide, no hubo público en el Cilindro; había riesgo de que algo malo sucediera entre barrabravas del Racing anfitrión. - Créditos: @Twitter @RacingClub

Entre las novedades desde los apellidos que jugaron el segundo tiempo se destacaban las presencias de Cardona y Nardoni. Lo del colombiano también fue una imagen parecida a la del año pasado. Durante la entrada en calor del equipo, cuando todos sus compañeros estaban en el vestuario, él se quedó durante diez minutos pateando unos penales junto a su hijo. Usó la camiseta número 18, el tercer dorsal distinto desde que está en Racing: ya jugó con la 20 y con la 70. En los 45 minutos que disputó también se cambió los botines. Aunque se lo vio notoriamente más flaco, su rendimiento fue muy flojo, incluso con malas ejecuciones en los tiros de esquina. Nardoni, en tanto, participó poco del juego en lo que fue el primer amistoso con sus nuevos compañeros.

Lo que sigue ahora para la Academia es armar las valijas para el domingo viajar a Abu Dhabi, donde el próximo viernes jugará la Supercopa Internacional contra Boca. Será el primer desafío oficial, con un título en juego. En ese estreno público del año, más allá de las novedades en los nombres, mostró una cara muy conocida.