Racing: Fernando Gago, su obsesión para definir las formaciones de Racing y la palabra que más lo fastidia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Fernando Gago, activo en el entrenamiento de Racing
Fernando Gago, activo en el entrenamiento de Racing

Para visitar este sábado a Barracas Central, el entrenador Fernando Gago volverá a meter mano la formación inicial, con tres cambios. Racing nunca repitió los titulares en las 11 fechas que van de este campeonato . Apenas lo hizo dos veces en los 35 juegos que tuvo en el año. Más allá de la rotación, las suspensiones y las lesiones, los cambios de nombres ya parecen una marca de autor del técnico, con la virtud de haber construido un cuadro que tiene una identidad futbolística más allá de quién juegue, pero con el defecto de que esa identidad también incluye la de ser un equipo frágil, que a veces se desmorona solo y que no termina de aprovechar las oportunidades que se le presentan.

Ya desde su época como futbolista, Gago cultivó una personalidad un tanto arisca cuando aparece en público. Como entrenador, sus conferencias de prensa suelen ser breves, sin mensajes fuertes que influyan para bien o para mal en la sensación térmica que vive el club. Las apariciones mediáticas de Gago no dejan demasiadas perlitas. Pero de las conferencias que dio en estos 43 juegos que lleva como DT académico hay dos escenas que se salieron del molde. Y las dos se relacionan con el armado de la formación para cada partido.

Fernando Gago en la conferencia de prensa; el DT se fastidia cuando le preguntan por los titulares
Fernando Gago en la conferencia de prensa; el DT se fastidia cuando le preguntan por los titulares - Créditos: @Prensa Racing

“¡Tanta necesidad de tener el equipo! Dios…”, contestó con una mezcla de fastidio e ironía, cuando el periodista de TyC Sports Lautaro Salucho consultó por los 11, en la previa de un partido ante Talleres. Aquello fue en marzo. En mayo, luego de una goleada ante Aldosivi en la que el juvenil Carlos Alcaraz fue figura, Gago se sentó junto al mediocampista en conferencia.

Cuando a Alcaraz, de 19 años, le preguntaron sus sensaciones por haberse ganado un lugar en el equipo pese a su juventud, el entrenador cortó la respuesta con severidad: “Carlos no es titular porque acá no hay titulares”. Son apenas dos escenas. Anécdotas. Pero que sirven para graficar cómo funciona la cabeza de un técnico que en todo el año sólo repitió la formación dos veces : en el clásico de la Copa de la Liga ante Independiente y en la semifinales de la Copa de la Liga, ante Boca. La palabra que más lo fastidia es “titulares”, para que nadie se relaje y todos deban ganarse la permanencia en el equipo con esfuerzo y buenas actuaciones.

En esas dos ocasiones el equipo venía de golear. En el triunfo ante el Rojo puso los mismos 11 que habían vencido por 4 a 0 a Atlético Tucumán (Gómez; Mura, Sigali, Insúa, Piovi; Miranda, Moreno, Alcaraz; Hauche, Copetti, Chancalay). En la eliminación por penales contra el Xeneize repitió la formación que cuatro días antes había superado a Aldosivi por 5 a 0 (Gómez; Mura, Sigali, Insúa, Piovi; Miranda, Moreno, Alcaraz; Rojas, Copetti, Chancalay).

Racing y Tigre empataron 3-3 en el estadio Presidente Perón, en un encuentro correspondiente a la undécima jornada de la Liga Profesional de Fútbol (LPF)
Racing y Tigre empataron 3-3 en el estadio Presidente Perón, en un encuentro correspondiente a la undécima jornada de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) - Créditos: @Jorge Matías Baravalle

En muchos partidos los cambios fueron obligaciones: suspensiones o lesiones que llevaban a tener que meter mano en el equipo. Pero más allá de esos condicionantes, el exmediocampista de Boca es un entrenador al que le gusta hacer algunos retoques de acuerdo al rival y, sobre todo, de cómo ve a sus jugadores en los entrenamientos previos. Incluso ha sorprendido con nombres inesperados que aparecen cuando hay que entregar la planilla con la formación oficial minutos antes del partido.

Durante la primera mitad del año el calendario no dio tregua: entre fines de marzo y fines de mayo fueron 13 semanas consecutivas de competencia con partido entresemana. Eso obligó a la rotación y a administrar minutos: para definir los cambios durante un partido en algunas ocasiones Gago se acercó al banco de suplentes para chequear en una tablet las cargas de sus futbolistas. Con Racing eliminado de la Copa Sudamericana y de la Copa Argentina, no hay sobrecarga de partidos ya que sólo compite en el torneo local, pero su metodología sigue siendo muy analítica. Por eso, en las once fechas que llevan transcurridas aún el técnico no repitió el equipo.

Y tampoco lo hará este sábado en la cancha de All Boys, ante Barracas Central: es probable que Iván Pillud reemplace a Facundo Mura en el lateral derecho, que Gonzalo Piovi haga lo propio con Eugenio Mena en la banda izquierda y que Maxi Romero aparezca como centrodelantero por primera vez desde el inicio, en lugar del suspendido Enzo Copetti.

Como el dilema del huevo y la gallina, en esta segunda mitad del año parece difícil discernir si Gago no repite el equipo porque aún no lo encuentra o, justamente, no encuentra el equipo porque no lo repite. La Academia lleva 20 partidos sin poder hilvanar dos triunfos seguidos, con un andar irregular. Pero los cambios no siempre son por rendimiento, por lesión o por suspensión. Muchas veces son decisiones del entrenador. Lo llamativo es que hay jugadores que aparecen en el equipo, rinden pero luego vuelven al banco de suplentes. Nicolás Oroz y Jonathan Gómez pueden ser los ejemplos más claros.

Los vaivenes de Racing ante Tigre

Acaso la mayor virtud del entrenador es haber potenciado a un plantel que a finales del año pasado parecía tener muy pocos futbolistas en condiciones de ganarse un puesto como titular. Ahora, llama la atención cuando alguno se queda afuera. Algunos de ellos fueron refuerzos que llegaron con Gago, como Mura, Emiliano Insúa, Jonathan Gómez, Gabriel Hauche, Emiliano Vecchio. Pero la mayoría son futbolistas que él recuperó, cuando ya no contaban con la confianza del hincha: Gonzalo Piovi, Leonel Miranda, Aníbal Moreno, Enzo Copetti, Tomás Chancalay o el propio Oroz. En esa mejora individual quizá se pueda encontrar la explicación a la ausencia de un equipo de memoria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.