Raúl Jiménez se sintió como Messi después de su fractura de cráneo

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Raúl Jiménez ahora lo ve como una broma, pero no puede negar que cuando comenzó a regresar a las canchas, después de su accidente en la cancha, donde sufrió una fractura de cráneo al chocar con el brasileño David Luiz, fue complicado, fue difícil y en algunos momentos tuvo miedo.

Aunque también, reconoce, a veces se sentía como el mismo Lionel Messi. En entrevista con TUDN, el delantero del Wolverhampton, narró como fueron los primeros meses después de la fractura de cráneo, la operación y la recuperación del choque que sufrió a finales del 2020.

Todo fue parte de un proceso: "caminaba agarrándome de las paredes, sentía que me iba de lado. Cuando agarraba las cosas, como un vaso, lo veía doble, tenía que estar muy asentado para agarrar algo, la verdad es que sí me sentía raro, pero los doctores me dijeron que era algo normal".

Poco a poco se sintió mejor, poco a poco la terapia hizo su efecto hasta que tuvo que regresar a los campos de entrenamiento del Wolverhampton. "Primero sólo caminaba, luego comencé a correr y llegó el momento de jugar con el balón, pero los entrenadores le advirtieron a los compañeros: ‘A Raúl no se le toca’, entonces en los partiditos me sentía Messi, nadie me quitaba la pelota".

La recuperación fue de menos a más, hasta que llegó el momento de cabecear la pelota: "La verdad es que al inicio si sentía algo de miedo, y todos lo entendieron, pero llegó la primera fuerte y como no pasó nada, pues dije: ‘ye me curé’".