Raúl Gutiérrez, vive un sueño

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- Picó piedra Raúl Gutiérrez. Cabalgó muchas leguas "El Potro". Y ahora vive el sueño. "Quizá no como uno quería llegar, pero estamos aquí", dice el técnico de Cruz Azul, en entrevista con EL UNIVERSAL.

En 2002, después de 14 años de carrera, Gutiérrez le dijo adiós a las canchas y abrazó la carrera de director técnico. Pero tuvieron que pasar dos décadas para que al fin le llegara la oportunidad, a pesar de ser uno de los entrenadores que le han dado un campeonato del mundo al futbol mexicano, el Sub-17 de 2011.

¿Llegó tarde? "No, llegó a tiempo", asegura "El Potro". ¿Te han valorado en México? "No lo sé, pero yo me he valorado mucho", y con eso se queda el ahora director técnico de La Máquina.

"Sí quería llegar. Cuando Jaime [Ordiales] me trajo a la Sub-20, tocamos el tema, llegar aquí, pero a largo plazo", recuerda.

Se dio a corto, por el mal rendimiento del equipo bajo el mando de Diego Aguirre: "Estoy emocionado, ilusionado, con muchas ganas. Le pongo todo lo que he tenido que vivir. La vida te prepara para diferentes escenarios. Llegó Cruz Azul... Cualquier técnico en México busca la oportunidad de llegar a Cruz Azul".

"El Potro" Gutiérrez escogió el camino largo: "No me fui por el lado de ser auxiliar del último equipo. Me fui al futbol universitario, pero mi objetivo era la Primera [División]. Antes llegó Selecciones y qué bueno, eso me forjó".

El campeonato de 2011 presagiaba que la carrera de Raúl Gutiérrez despuntaría, pero no... "¿Valorarme? Yo me valoro muchísimo, quizá hasta ‘agrandado’ me dicen. Eso sí, siempre he mostrado profesionalismo a tope, nadie criticará eso".

Raúl Gutiérrez vive el sueño. Al fin he llegado a la Primera, pero... ¿Y la Selección? "No somos Alemania, aquí los procesos para llegar al Tri son otros, no de procesos. Cruz Azul es el objetivo y el reto, un sueño", del que quizá no quiera despertar.