El quinto anillo: Manu Ginóbili entre los mejores 75 mejores jugadores de la historia de la NBA

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Manu Ginóbili dice presente en el corto "NBA Lane"
Twitter

Ya nada resulta curioso con él. Casi que parece todo lógico. Es que de su mano lo extraordinario dejó de serlo. Rompió con la mirada de lo imposible. Hace más de 20 años la expectativa dentro del mundo del básquetbol se concentraba en ver a un jugador de la Argentina disputando un puñado minutos en el universo de la NBA . Alcanzaba con ese deseo. Las pretensiones no tomaban más altura porque se comprendía la dificultad del caso. Ahora bien, Emanuel Ginóbili con la camiseta de San Antonio Spurs naturalizó un escenario que de ninguna manera estaba dentro de la cabeza de nadie. No sólo que el bahiense ganó 4 anillos de la NBA con la franquicia texana, sino que consiguió registros impensados, como por ejemplo, llegar siempre a playoffs desde su desembarco en la temporada 2002-03, ser un All Star, revalorizó en concepto del sexto hombre, marcó una huella con sus jugadas... Entonces, que sea uno los 75 mejores jugadores de la historia, a esta altura, es un camino obligado para una leyenda.

“Yo sueño con quedar en la historia como el primer argentino que ganó un título de la NBA”. La frase de Ginóbili a la distancia suena casi sin sentido porque su carrera superó ampliamente ese sueño. Para tratar de poner en contexto lo que alcanzó es necesario comprender, por ejemplo, que es el séptimo jugador con más partidos de playoffs en toda la historia, con 218 juegos totales. Si solo se tienen en cuenta los atletas activos, los únicos que lo superan son el francés Tony Parker con 226 juegos y LeBron James con 239. Su última participación en la postemporada le permitió superar a Shaquille O’Neal (216) y quedar a dos partidos de Kobe Bryant (220).

Manu Ginóbili grabó una publicidad con sus cuatro anillos de la NBA
Instagram @manuginobili


Manu Ginóbili grabó una publicidad con sus cuatro anillos de la NBA (Instagram @manuginobili/)

Es por eso que cuando la NBA seleccionó a los jugadores que debían hacer la publicidad conmemorativa por el 75 aniversario de la competencia, eligió a Manu como uno de sus actores. El bahiense apareció en el cortometraje en el que están figuras como Bill Russell, Magic Johnson, Larry Bird, Kareem Abdul-Jabbar, LeBron James, Kevin Durant, Dirk Nowitzki. Justamente el alemán le da un pase al bahiense, quien después le tira un alley-oop a Zach Lavine. Incluso, la NBA difundió fotos de Ginóbili junto con Kevin Durant.

No se trata de una nómina confeccionada por fanáticos, sino que son los propios protagonistas los que eligen a cada una de las figuras. La lista de los 75 mejores jugadores de la historia de la NBA fue realizada por un panel de miembros de los medios de comunicación, ex jugadores, jugadores actuales, entrenadores y ejecutivos de los equipos.

El 20 de los Spurs realmente deja una huella profunda en la competencia más competitiva del planeta básquetbol. Es que con 324 triples anotado en playoffs es el cuarto máximo anotador en la historia competencia. Superó a un especialista como Reggie Miller (320) y están por encima de él jugadores del tamaño de LeBron James con 370 triples, Stephen Curry con 378 y Ray Allen que está en la cima con 385.

“La gran influencia de Ginóbili nunca puede resultar exagerada. Entre 2004 y 2007, él fue el mejor jugador del mundo. Cualquiera que no lo crea debería ver los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Todos los equipos de la NBA empezaban su preparación tratando de descubrir cómo detener a Ginóbili. Cuando las lesiones y los años empezaron a disminuir su habilidad, él ganó el premio al mejor sexto hombre de la NBA. Su generosidad siempre ha sido contagiosa y su espíritu competitivo es inigualable. Ninguno, ni Kobe Bryant, es más competitivo que Manu”, dijo Mike Monroe, ex periodista de San Antonio Express News, uno de los que estuvo más cerca de los Spurs y que tiene buena relación con Ginóbili. Y de alguna manera estas consideraciones permiten comprender cómo es que alcanzó marcas que lo ubican en el Top 10 de los máximos recuperadores de balones de los playoffs, con 292 robos. Quedó a tan sólo 3 de distancia de Maurice Cheeks y a 4 de Larry Bird, en una tabla que está liderada por The King James con 419 balones recuperados.

Parker junto a Duncan y Ginóbili, tras la conquista de 2017
Parker junto a Duncan y Ginóbili, tras la conquista de 2017


Parker junto a Duncan y Ginóbili, tras la conquista de 2017

Cuatro anillos de la NBA (2003, 2005, 2007 y 2014), dos All Star Game (2005 y 2011), mejor sexto hombre en 2008, su euro-step fue elegida por los fanáticos como la mejor jugada de la historia de la NBA? Son registros que posiblemente ningún otro jugador argentino pueda conseguir. Y la lista sigue, ya que cuando se repasa el ranking de puntos históricos anotados en postemporada, el apellido Ginóbili aparece en el puesto 24 con 3054 unidades. Y es el sexto máximo anotador en playoffs de los jugadores que se encuentran en actividad, detrás de Kevin Durant (3656), Dirk Nowitzki (3663), Dwayne Wade (3954), Tony Parker (4045) y LeBron James (6911).

Tan determinante fue su paso que el ‘euro step’, que adoptó ese nombre porque el bahiense llegó a la NBA desde Europa, hizo escuela, porque también la incorporaron a su juego estrellas de la talla de James Harden y Dwyane Wade. Y también hizo historia porque le ganó a jugadas de otras grandes leyendas como el fade away de Michael Jordan o el tiro con tablero de Tim Duncan. Si bien algunos dicen que el primero que lo introdujo en la NBA esa acción fue el lituano Sarunas Marciulionis y hasta aseguran que Elgin Baylor aplicaba ese movimiento en la década del 60, lo que empujó de Manu para que se popularizara ese movimiento y que motivó a que muchos lo quisieran copiar, es cómo la readaptó, en ocasiones, con un cambio de mano en el pique para que sea más eficaz. Cuentan que cuando el bahiense llegó a su primer All Star, en Denver, en 2005, se cruzó con Kobe Bryant camino a las habitaciones y la estrella de los Lakers le pidió referencias del movimiento que había aplicado en euro-step, ya que Kobe quería saber cómo picaba el balón con la mano derecha y después se lo llevaba hacia otra dirección con la izquierda. Manu le mostró cómo hacerlo… en un ascensor. Allí los dos compartieron secretos del juego.

Para ser más claro de qué se trata para el universo del básquetbol y de la NBA este muchacho que vistió por 16 temporadas la camiseta número 20 de San Antonio Spurs, es necesario saber que cuando Manu se retiró de la selección de la Argentina, la cuenta de Twitter de la NBA publicó: “A sacarse el sombrero ante una auténtica leyenda”. Todo claro y con esta elección comenzó el inevitable camino hacia el Salón de la Fama.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.