Quartararo ya pasa de página y apunta a "luchar el próximo año"

Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

Literalmente, Fabio Quartararo apagó su televisor en la cabina, para evitar presenciar las celebraciones del título de MotoGP de Francesco Bagnaia, con quien se mantuvo en la lucha por el trofeo hasta este domingo, en el final de la temporada 2022.

Las esperanzas del francés por retener el campeonato eran escasas de cara al Gran Premio de Valencia, esta jornada: necesitaba ganar la carrera, mientras que rival directo por la conquista debía terminar por debajo del 15 lugar.

En cambio, el galo solo pudo lograr la cuarta posición y Pecco lo privó de cualquier ilusión al cruzar la línea en el noveno puesto, para asegurar un triunfo en última instancia cómodo por el trofeo de la máxima categoría de motociclismo.

Por lo sucedido, el dolor del destronado campeón fue inevitable al finalizar la campaña. Sin embargo, buscó centrarse en la parte positiva de su balance, usando su frustración como un factor motivacional, de cara a la próxima edición, en la que dejó en claro que intentará volver a la gloria.

"Hay un lado positivo y negativo, por supuesto. Me duele mucho, tuve que apagar la televisión. Pero es una motivación decir, 'está bien, perdimos el título, pero volveré'. El equipo está trabajando muy duro, así que no hay motivo para que no podamos luchar por el campeonato el próximo año", expresó, ante BT Sport.

Quartararo hizo referencia a "una temporada de altibajos", que incluyó "bastante lucha" a lo largo del camino, pero fue optimista, con vistas a la prueba de postemporada el martes, en el Circuit Ricardo Tormo, como inicio de preparación para el siguiente curso.

"Será muy importante. Quiero estar siempre en la primera posición y daré lo mejor de mí. Trabajaré muy duro y estoy presionando al equipo para que haga lo mismo. Creo que el año que viene va a ser uno bueno, y espero que realmente podamos traer una moto de alto rendimiento para pelear", cerró.

Foto: Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images