Qatar, un país pequeño pero lleno de grandes críticas que se intensifican antes del inicio del Mundial

Activists protest against the World Cup which starts Sunday in Qatar, and called for a boycott in a demonstration outside the Qatar Embassy in Paris, Tuesday, Nov. 15, 2022. The protesters honored migrant workers who died during construction work for the tournament, and decried rights violations in Qatar. Qatar denies abuses. (AP Photo/Francois Mori)
Activistas protestan contra la Copa del Mundo que comienza el domingo en Qatar, y llaman al boicot en una manifestación frente a la Embajada de Qatar en París, el martes 15 de noviembre de 2022. Los manifestantes honraron a los trabajadores migrantes que murieron durante las obras de construcción del torneo y denunciaron las violaciones de derechos en Qatar. Qatar niega los abusos. (AP Photo/Francois Mori) (Francois Mori / Associated Press)

Qatar, un país árabe pequeño que apenas supera los tres millones de habitantes, se alista con el pasar de las horas para ser anfitrión de la competencia deportiva más grande a nivel mundial. Se estima que el país ha gastado alrededor de 200 mil millones dólares en la última década desde que fue elegido en 2010 como la sede mundialista. Sin embargo, ni el dinero ni el deporte han podido alejar las críticas que van más allá de lo futbolístico.

El Mundial inicia este domingo, 20 de noviembre, con el encuentro entre el anfitrión Qatar ante Ecuador, y se prolongará hasta la final, programada para el 18 de diciembre. Qatar ha sido criticado por su postura sobre las relaciones entre personas del mismo sexo, su historial de derechos humanos y su trato a los trabajadores inmigrantes. La homosexualidad es ilegal en Qatar, y las personas LGBTQ+ han sido detenidas o maltratadas por las autoridades en días recientes, según Human Rights Watch, que publicó un reporte extenso de 42 páginas sobre la violación de los derechos humanos en ese país.

Pero no solamente los activistas han sido los que han atacado al país sede, Qatar 2022 también ha sido blanco de fuertes críticas de figuras populares, como cantantes y exfutbolistas. Incluso, el mismo expresidente de la FIFA que fue parte de la selección de la sede ha lamentado el resultado de una elección que tenía a Estados Unidos como la favorita, pero que terminó en manos árabes en 2010.

Dua Lipa, la cantante inglesa que ha sido parte de ceremonias de la Champions League, anunció recientemente que no planea ser parte de la inauguración del Mundial y dijo que esperaba "visitar Qatar cuando haya cumplido todas las promesas de derechos humanos que hizo" cuando se convirtió en país anfitrión. La cantante de 27 años, nacida en Londres de padres originarios de Kosovo, dijo que sólo cantaría en el país árabe si éste mejoraba su historial de derechos humanos.

Pero no solamente artistas como Dua Lipa han sido afectados por la controversia que gira alrededor de Qatar, los embajadores de la Copa del Mundo, como David Beckham, han sentido el calor de la presión. La participación de Beckham fue debatida recientemente en la televisión inglesa y el periodista político Andrew Pierce fue fuerte con el exfutbolista.

"Como saben, no veo el futbol, pero no iría a ese país siendo gay porque estaría muy preocupado. En cuanto a David Beckham, debería agachar la cabeza de vergüenza. Es un icono gay, enormemente popular en todo el mundo, y está haciendo esto por una razón: millones en el banco", declaró Pierce.

A esas críticas, se le añadió el comediante británico Joe Lycett, quien le hizo un reto a Beckham al señalar que meterá 10,000 libras de su propio dinero en una trituradora en el plazo de una semana si el exjugador del Manchester United y LA Galaxy no pone fin a su multimillonario acuerdo con Qatar para promocionar el Mundial de 2022. El comediante dijo que donaría el dinero a una organización caritativa si Beckham aceptaba cortar los lazos con el anfitrión de la Copa del Mundo, pero si no, el "estatus del futbolista como icono gay será destrozado". Beckham, que históricamente ha apoyado a los aficionados y a los jugadores homosexuales, ganará más de 178 millones de dólares como embajador del Mundial en Qatar.

En foto del 12 de noviembre un vistazo al estadio Lusail en Doha, Qatar. (AP Foto/Hassan Ammar)
En foto del 12 de noviembre un vistazo al estadio Lusail en Doha, Qatar. (AP Foto/Hassan Ammar) (Hassan Ammar / Associated Press)

Los músicos confirmados para el FIFA Fan Festival del próximo mes son Sean Paul y Clean Bandit, mientras que JBalvin y los Black Eyed Peas se presentarán en eventos en torno a la competencia. La estrella del K-pop Jungkook también está confirmada para tocar en la ceremonia de apertura en el estadio Al Bayt de Doha, junto con el exmiembro de Take That, Robbie Williams.

El Mundial de Qatar, desde su nacimiento, ha sido blanco de críticas también por otros motivos, tal como el que se disputará en una temporada de bajo temperaturas que sobrepasan los 104 grados Fahrenheit. También, Qatar 2022 se celebrará en noviembre y diciembre, fechas en las que chocan con las competencias de las ligas europeas.

El mismo expresidente de la FIFA, Joseph Blatter, le echó más leña al fuego al manifestar días antes de la inauguración que la elección de Qatar para ser sede de un Mundial fue “error”. Blatter le dijo al periódico suizo Tages Anzeiger que "Qatar es un error", y añadió que "la elección fue mala".

"Es un país demasiado pequeño. El futbol y la Copa del Mundo son demasiado grandes para él", dijo Blatter sobre Qatar, el primer país de Oriente Medio que organiza el torneo. Blatter, que dirigió la FIFA durante 17 años, también se ha visto envuelto en acusaciones de corrupción durante su mandato.

A esos comentarios de Blatter, fueron alimentados por Phillip Lahm, que dirige el comité organizador de Alemania para la Eurocopa de 2024. El exfutbolista escribió en una columna para Zeit Online que el Mundial "no pertenece" a Qatar. Lahm reconoció algunos avances "pero los homosexuales siguen siendo criminalizados, las mujeres no tienen los mismos derechos que los hombres y hay restricciones a la libertad de prensa y de expresión".

El lunes, el director ejecutivo de Qatar 2022, Nasser Al-Khater le dijo a Al Jazeera Arabic en una entrevista televisada que "los países europeos sienten que tienen el monopolio de la Copa del Mundo. Europa ha albergado 11 torneos de 22, por supuesto que rechaza que un país como Qatar o un país árabe musulmán organice un torneo como la Copa del Mundo".

FILE - Sheikh Hamad bin Khalifa Al-Thani, Emir o
El jeque Hamad bin Khalifa Al-Thani, emir de Qatar, a la izquierda, y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, a la derecha, aplauden, mientras Sheika Mozah bint Nasser al-Misned sostiene el trofeo de la Copa del Mundo, tras el anuncio de que Qatar organizará la Copa del Mundo de 2022 en Zúrich, Suiza, el jueves 2 de diciembre de 2010. (Michael Probst / Associated Press)

Akbar Al Baker, CEO de Qatar Airways, principal patrocinador de la competencia, defendió la elección de su país para ser sede del Mundial y dijo que la “campaña de los medios en contra de Qatar” es por envidia.

"Siempre echamos sal en la herida de nuestro competidor y, por supuesto, de nuestros adversarios, como puede verse en la medida de la campaña mediática negativa contra mi querido país, Qatar", dijo Al Baker. "Porque la gente no puede aceptar que un país pequeño como el Estado de Qatar haya ganado el mayor evento deportivo”.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.