Qatar 2022, así fue la inauguración del Mundial de fútbol más extraño de la historia (fotos)

Todos los Mundiales de fútbol dan de acá hablar por cosas más allá de las canchas, pero Qatar 2022 ha impuesto un récord de críticas en torno a la violación de derechos humanos en la construcción de sus portentosos estadios e instalaciones, en el trato a la comunidad LGBT+, la prohibición del alcohol durante los partidos o las restricciones a la prensa.

Sin embargo, la ceremonia de apertura fue todo lo que se esperaba. Incluso más. Un desborde de tecnología en un espectáculo que no iguala a unos JJOO (nunca lo ha hecho) pero dio visos de una fiesta organizada para lucirse ante el mundo, con un recorrido por las mascotas de los Mundiales pasados, los cánticos emblemáticos de las aficiones (más identificable no pudo ser el "vamos, vamos, Argentina) y sobre todo, el segundo evento más gigantesco del mundo con la presencia de público algo que conmueve después de lo visto en Tokio 2020.

Con la figura de Morgan Freeman como presentador principal, quizás la voz descriptiva más emblemática de cualquier pantalla en el planeta y la actuación del cantante sudcoreano Jeon Jung-kook, Qatar 2022 es ya una realidad y su ceremonia de apertura más que dejar algo para la posteridad, se concentró en ser una caja de nostalgia con las melodías más famosas que ya forman parte de la memoria colectiva global, como La Copa de la Vida de Ricky Martin o el Waka Waka de Shakira.

Una ceremonia muy breve y olvidable para un evento de dicha magnitud, pero bastante portentosa para la previa de un partido como el Qatar vs Ecuador. Y es quizás esto último lo que se intentó hacer, porque al final lo que la gente estuvo esperando por más de cuatro años era ver fútbol. Y con este breve show, la Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 ha empezado.