Los Pumas - Sudáfrica, castigados por su indisciplina, los argentinos dieron otro paso atrás

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Los Pumas corrieron de atrás a Sudáfrica todo el partido y volvieron a perder en el Rugby Championship
Twitter @Springboks

Un dato alcanza para explicar tanto el desarrollo del partido como la actualidad de los Pumas: los 21 penales que cometió el equipo argentino. Una cifra exorbitante para el rugby internacional que hace imposible competir de igual a igual contra cualquiera, mucho menos contra el campeón del mundo. Más allá de lo que ocurrió en los 80 minutos, la indisciplina es reflejo de la falta sintonía que impera.

La derrota 29-10 ante los Springboks, por la segunda fecha del Rugby Championship 2021 representó otro paso atrás en rendimiento de los Pumas. La reacción esperada tras la caída en el debut nunca se llegó a materializar ante la superioridad abrumadora del local en todos los aspectos del juego.

El try sobre el final de Pablo Matera resultó un premio a la entrega irrenunciable de los argentinos, aunque terminó pintando una diferencia que no se tradujo con el desarrollo del partido.

Jasper Wiese sostiene el balón para Sudáfrica en el Estadio Nelson Mandela Bay, de Port Elizabeth
Halden Krog


Jasper Wiese sostiene el balón para Sudáfrica en el Estadio Nelson Mandela Bay, de Port Elizabeth (Halden Krog/)

En rigor de verdad, a los 12 minutos del segundo tiempo la suerte estaba echada. Sudáfrica había marcado su segundo try para sacar una ventaja decisiva. Los Pumas siguieron tackleando y evitaron la goleada que parecía avecinarse, pero no restan más méritos para rescatar.

Ya en el primer tiempo el seleccionado argentino había cometido 13 penales, la misma cantidad que en todo el partido anterior. Algunos producto de la presión sudafricana, pero la gran mayoría evitables, errores no forzados producto de la falta de concentración. Sin llegar a imponer condiciones, Sudáfrica se alejó rápidamente en el marcador ajustándose a su libreto: juego posicional, riesgo cero y aprovechamiento de cada oportunidad para ir a los palos.

Y si bien al comienzo la lucha de forwards fue pareja, la intensidad era la adecuada y el juego aéreo no fue tan nocivo para los argentinos como el sábado pasado, el exceso de penales le permitió a Sudáfrica sentirse cómodo y tener el dominio psicológico del partido. Recién en la última acción del primer tiempo Sudáfrica prefirió un line-out en ataque a sumar de a tres. Los Pumas los controlaron, pero a esa altura el partido ya estaba 15-3.

La cercanía en el marcador no era tal en el juego. Sudáfrica lo entendió y, sin salirse de su plan de juego, liquidó el partido. Presionó con el maul como arma principal y en tan sólo 12 minutos del segundo tiempo apoyó dos tries para establecer una diferencia indescontable (29-3). Luego entre cambios, lesiones e interrupciones el partido se hizo todavía más embrollado.

Jerónimo de la Fuente intenta detener a Jasper Wiese; los Pumas volvieron a involucionar
Halden Krog


Jerónimo de la Fuente intenta detener a Jasper Wiese; los Pumas volvieron a involucionar (Halden Krog/)

La indisciplina signó la actuación de los Pumas y los condenó a defenderse la mayor parte del partido. Así y todo, con la pelota volvieron a mostrarse inofensivos. La estadística oficial marca cero quiebres defensivos. Los forwards nunca pudieron generar inercia, se perdieron infinidad de pelotas en el breakdown y las pocas veces que la pelota voló a la punta, donde se vislumbraban espacios, errores propios frustraron el ataque.

Los Pumas tuvieron cuatro avances profundos en todo el partido. Dos veces se cortaron por un pase forward y otra por un knock-on a centímetros del in-goal. En la última acción llegaron al try luego de una buena embestida de Pablo Matera.

Santiago Carreras trata de pasar la férrea defensa local
Halden Krog


Santiago Carreras trata de pasar la férrea defensa local (Halden Krog/)

Más allá de esa jugada, el ex capitán sigue sin gravitar como acostumbra. Entre los ingresos por los que apostó Ledesma, el más positivo fue el de Juan Cruz Mallía. Domingo Miotti, en cambio, no aprovechó su oportunidad (falló dos de tres envíos a los palos y no estuvo fino en el uso con el pie en general). Entre los debutantes, ni Ignacio Mendy ni Lucio Cinti pudieron lucirse ya que nunca les llegó la pelota con espacio para correr.

La continuidad del certamen está en una nebulosa a partir de las restricciones impuestas en Australia. Los Pumas debían viajar el domingo pero permanecerán en Sudáfrica a la espera de una resolución, que se produciría el lunes (Queensland, Europa y Sudáfrica son las alternativas). La tercera fecha está pautada para el sábado 11 de septiembre, ante los All Blacks. Un buen lapso para practicar, aunque demasiadas cosas por corregir. Lo primero será poner la cabeza en orden.

Lo mejor del partido

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.