Pumas respira, le mete 4 al Querétaro

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Un partido para revivir muertos. Así fue el que se vivió la noche de este miércoles 7 de septiembre cuando los Pumas de la UNAM se impusieron 4-1 al Querétaro en el estadio Olímpico Universitario con una de las peores entradas de la temporada.

El comienzo del encuentro estuvo agitado con llegadas a la portería de los Gallos; sin embargo, ninguna jugada logró concretarse y ambas escuadras se vieron un tanto aletargadas.

El Querétaro comenzó a apretar un poco sobre el área chica de los felinos quienes intentaban responder atacando la puerta de los visitantes tras constantes llegadas encabezadas por "El Chino" Huerta y Dani Alves.

El Olímpico Universitario gritó el primer gol en el minuto 24 cuando Eduardo Salvio aprovechó la mala defensa del rival y consiguió la primera anotación del partido aunque poco les duró el gusto pues el empate llegó cerca del descanso, cuando Ángel Sepúlveda, de cabezazo, anotó en el 42' ante el evidente enojo del estratega universitario, Andrés Lillini.

Los Pumas definieron en el 61 del segundo tiempo, y retomaron la ventaja al marcar el segundo tanto del encuentro con gol de Juan Ignacio Dinenno, gol que en un inicio había sido anulado por fuera del lugar; sin embargo, tras revisión del VAR el árbitro central lo dio por bueno.

El tercero de los universitarios llegó al 67', con servicio de Dany Alves, Dinenno marcó de cabeza su segundo gol en el partido ante los Goyas eufóricos de los asistentes al Olímpico Universitario.

Los Gallos realizaron tres cambios, intentando contener a los Pumas. Salieron Kevin Escamilla, Ángel Sepúlveda y Omar Mendoza; en su lugar, ingresaron Mario Osuna, Juan Romagnoli y Raúl Torres.

Un codazo en el rostro de Dani Alves obligó a suspender momentáneamente el encuentro, aunque no pasó a mayores.

Para rematar el partido, Jorge Ruvalcaba anotó el cuarto gol al primer palo en el minuto 92, justo cuando los jugadores queretanos ya no metían las manos.

Con este resultado, los Pumas llegan a 13 puntos y se despegan un poco de la parte baja de la tabla, en tanto los Gallos se quedan con 8 unidades y continúan como el peor equipo de la temporada y suma 44 partidos sin ganar de visitante.