Los Pumas se miden con el peor del torneo

·1  min de lectura

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Los Pumas están al borde de la agonía y la noche de este miércoles, en el estadio Olímpico Universitario, todo podría empeorar para los dirigidos por Andrés Lillini.

El club universitario marcha en la penúltima posición, con apenas 10 puntos, y —a falta de cinco partidos para que inicie la Fiesta Grande— está muy cerca de la eliminación.

Pero el futbol mexicano tiene bondades y los auriazules quieren aprovecharlas hasta el último instante. Reciben al peor equipo del torneo Apertura 2022: el Querétaro.

El cuadro que dirige Mauro Gerk es último de la clasificación, con ocho puntos y, además, posee la cifra de 43 encuentros sin ganar fuera de casa. Esta racha podría cortarse este miércoles en la capital, para —además— abandonar el sótano y justo dejárselo al rival.

El duelo promete muy poco, pero la urgencia de ganar de ambas escuadras —aunado a que no será en el calor de Ciudad Universitaria a mediodía— podría ofrecer atracciones y morbo.

Otro punto a señalar es que, desde la llegada de Daniel Alves, no han podido ganar. Los Pumas suman cuatro derrotas y cuatro empates, pobres números que los tienen en los últimos peldaños de la tabla.

El tiempo se agota y, tanto los Pumas como el Querétaro deben sumar únicamente de a tres si desean colarse al repechaje del futbol mexicano, que es la forma favorita de los felinos para pelear por el título.

Desde que se instauró esta competencia, en el Guardianes 2020, sólo han podido meterse directo en una ocasión.