Pumas celebra el Día del Abuelo

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- Pumas se unió a la celebración por el Día del Abuelo en cuatro casas de reposo. El Club Universidad Nacional entregó un pequeño obsequio a los ancianos, como una manera de reconocer su apoyo y cariño.

Laura Herrera, jugadora de Pumas Femenil, fue la encargada de entregar los regalos (chamarras invernales) en tres casas:

La Experiencia del Sur Centro Geriátrico, Residencia Fátima y Casa de Reposo Mateos Portilla.

La futbolista auriazul aprovechó para conversar y compartir momentos memorables con los adultos mayores, que no dudaron en felicitarla y darle uno que otro consejo.

Fue una experiencia muy bonita. Los abuelitos y los ancianos a los que visité eran muy amables. La mayoría de ellos eran de Pumas, muy cariñosos, muy agradecidos, muy felices y fue una experiencia diferente", aseguró la jugadora del cuadro universitario.

Los abuelos demostraron que la edad no importa para compartir la pasión por su equipo, pues portaron con orgullo y emoción su nueva indumentaria. "Es el mejor regalo que hemos recibido", reconoció una veterana y fiel fanática de Pumas, mientras otros entonaban el "Goya".

El recorrido por las casas de reposo terminó con la visita del personal del área de Responsabilidad Social del Club a Alzheimer México I.A.P., lugar en el que el ánimo no bajó. Decenas de abuelos celebraron junto con Pumas su día.

"(La chamarra) está hermosa y nos servirá para ahora que vienen los frío", reconoció la señora Isa, que se encargó de animar a sus compañeros a echar una porra para Pumas y enviar los mejores deseos para el equipo.

"Un abuelito significa todo. Ellos nacieron para consentirte, apapacharte, amarte como nadie. Los abuelos tienen un amor infinito y eso es algo que hay que valorar. Los abuelos son increíbles, ellos siempre van a ver por ti. ¡Qué vivan los abuelitos!", reiteró Herrera, quien pidió no olvidar a las personas mayores.

"Yo aprecio mucho a los ancianos y a los abuelos. Para mí, mis abuelos significaron todo, fueron especiales en mi vida y jamás los voy a olvidar. Todo el mundo debería hacerles caso a sus abuelos y no olvidar a los ancianos".