Los Pumas: todo lo que cambió entre aquel histórico triunfo sobre All Blacks y el cruce de este domingo por el Rugby Championship

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Los jugadores de Argentina (L) y Nueva Zelanda se paran durante los himnos nacionales antes del partido de rugby de las Tres Naciones
Los jugadores de Argentina (L) y Nueva Zelanda se paran durante los himnos nacionales antes del partido de rugby de las Tres Naciones

Hay 825 kilómetros entre Sydney y Gold Coast. Apenas una hora y fracción de vuelo. A simple vista, una nimiedad para un equipo acostumbrado a dar la vuelta al mundo. Para estos Pumas, la distancia entre el Bankwest Stadium, donde en noviembre consiguieron la primera victoria en la historia sobre los All Blacks, y el Cbus Super Stadium, donde este domingo volverán a enfrentarse con Nueva Zelanda, resulta inconmensurable. Desde aquel histórico partido del Tri-Nations hasta esta tercera fecha del Rugby Championship 2021 pasaron tantas cosas –algunas, impredecibles e insondables; otras, autoinfligidas y fácilmente evitables– que parece que la distancia fuera otra. La formación que Mario Ledesma anunciará este viernes no va a diferir mucho respecto a aquélla. La delegación es esencialmente la misma: los mismos jugadores, el mismo staff de entrenadores. No obstante, lejos de haber capitalizado tamaña gesta, los Pumas se encuentran una vez más rodeados por un océano de incertidumbre.

A orillas del Mar de Tasmania, el seleccionado argentino inicia la segunda parte del Rugby Championship, que comenzó con dos duras derrotas frente a los Springboks en Sudáfrica. El campeón del mundo quedó atrás, pero el desafío de jugar contra los All Blacks no es menor. Nueva Zelanda llega en forma plena tras derrotar en tres test matches a Australia y, a pesar de padecer algunas bajas de peso (Richie Mo’unga, Aaron Smith, Sam Whitelock), no ha mostrado fisuras. Los argentinos, del otro lado, estuvieron muy lejos del rendimiento que habían alcanzado en el Tri-Nations, incluido el recordado éxito por 25-15 en el debut frente a l. Muchas cosas pasaron para que aquella victoria no pudiera ser considerada, hoy al menos, un punto de partida que sólo permitiera mirar sólo hacia adelante.

Compacto de Argentina 25 vs. Nueva Zelanda 15

El primer contratiempo ocurrió apenas consumada la hazaña, en la revancha ante Nueva Zelanda. La omisión en el homenaje a Diego Maradona causó críticas desde varios ámbitos y la posterior divulgación de tuits racistas y xenófobos de tres jugadores provocó conmoción en todo el plantel y le costó la capitanía a Pablo Matera. Heridas que llevará tiempo sanar del todo.

Nicolás Fernández Miranda reitra la camiseta que los All Blacks le ofrendaron a los Pumas en respeto por la muerte de Diego Maradona
Nicolás Fernández Miranda reitra la camiseta que los All Blacks le ofrendaron a los Pumas en respeto por la muerte de Diego Maradona


Nicolás Fernández Miranda retira la camiseta que All Blacks ofrendó a los Pumas en respeto por la muerte de Diego Maradona; fue el comienzo de una serie de controversias y traspiés del equipo argentino.

Pasaron más de ocho meses para que los Pumas volvieran a encontrarse. La ventana de julio, que debía tener lugar en la Argentina, se trasladó a Europa por la pandemia. Los jugadores llegaron desde distintas partes del mundo, en estados físicos y rugbísticos muy disímiles. Una nueva realidad a la que llevará tiempo amoldarse, si es que esto ocurre alguna vez. Los argentinos quedaron a contramano del mundo. Así y todo, la gira terminó con dos triunfos y un empate y, más allá de algunos desajustes, el equipo dejó la sensación de que había solidificado su base de rendimiento: férrea defensa, forwards dominantes, formaciones fijas sólidas.

No transcurrió un mes entre el fin de una larga temporada y el inicio de la siguiente para el núcleo de jugadores que actúan en Europa. Vacaciones cortas y una preparación seminula (cuatro días, cuando en años anteriores y en situaciones similares el plantel se internaba en una pretemporada de rigor militar en Pensacola, por ejemplo) precedieron al inicio del Rugby Championship, frente a los Springboks. Primero: otra vez se resignó la condición de local. Segundo: extrañamente, dos figuras importantes, Juan Imhoff y Benjamín Urdapilleta, declinaron la convocatoria. Tercero: Sudáfrica llegaba entonado tras ganar la serie sobre British & Irish Lions. Las dos derrotas argentinas, en ese contexto, resultan lógicas. El juego, de todas formas, quedó en deuda, especialmente en el costado ofensivo.

Los jugadores argentinos celebran después del test de rugby de las Tres Naciones entre Argentina y Nueva Zelanda
Los jugadores argentinos celebran después del test de rugby de las Tres Naciones entre Argentina y Nueva Zelanda


Festejo del inolvidable primer triunfo de los Pumas sobre Nueva Zelanda en rugby, en el Tri-Nations de 2020 en Sydney.

Los Pumas llegan al partido del domingo a las 4.05 de la Argentina en Gold Coast, estado de Queensland (donde se jugará el remanente del certamen en su totalidad), con todo este bagaje sobre el lomo, al que se suman algunas bajas clave por lesiones: Nicolás Sánchez, autor de los 25 puntos en aquel éxito en Sydney, víctima de un desgarro; Nahuel Tetaz Chaparro, pilar titular, que increíblemente dejó la concentración de manera prematura para incorporarse a su nuevo equipo, Benetton Treviso, y Santiago Carreras, el back de mejor rendimiento ante los Springboks, también desgarrado.

Por otro lado, los argentinos ya acumulan cinco semanas de entrenamiento en conjunto; las tres últimas, con la mente puesta exclusivamente en los All Blacks. Todo lo que no tuvieron de preparación para medirse con Sudáfrica, está ahora para el resto del certamen, que incluye la revancha con los neozelandeses y dos duelos con Australia, el adversario más terrenal. Además, Ledesma cuenta con los regresos de Matías Moroni, Emiliano Boffelli y Matías Orlando, recuperados de lesiones que los marginaron del último encuentro.

Emiliano Boffelli patea frente a Beauden Barrett durante el partido que disputan Los Pumas frente a los All Blacks por el Tri-Nations en Newcastle, Australia.
AP Photo/Rick Rycroft


Emiliano Boffelli patea frente a Beauden Barrett durante el partido que disputan Los Pumas frente a los All Blacks por el Tri-Nations en Newcastle, Australia. (AP Photo/Rick Rycroft/)

¿Suficiente para jugar de igual a igual contra Nueva Zelanda? Nunca parece ser suficiente si los de negro están inspirados. Pero sí para plasmar en la cancha un juego más acorde con el que se espera de este equipo, por la jerarquía de sus integrantes y por lo que hicieron no mucho tiempo atrás. Sin ir más lejos, en aquel partido en el Bankwest Stadium de Sydney en el que vencieron por primera vez en la historia a los All Blacks.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.