Los Pumas tuvieron una reacción ante los All Blacks que no alcanza para estar a la altura

·4  min de lectura
los pumas Vs all blacks, rugby
ap

Haber jugado los mejores 40 minutos en el certamen no alcanzan para marcar una recuperación. Los Pumas mejoraron la pálida imagen que habían brindado en los últimos dos partidos, pero no les alcanzó para rivalizar con los All Blacks. Un segundo tiempo más intenso, con agresividad en defensa y algunos arrestos en ataque no es mucho de qué jactarse, más cuando el partido ya estaba definido, pero al menos evitó que el seleccionado argentino siguiera sumiéndose en el oprobio en que se está convirtiendo este Rugby Championship.

En definitiva, la derrota 36-13 no deja de evidenciar la distancia que persiste entre los Pumas y sus rivales del hemisferio sur, y también respecto de las expectativas que despiertan la jerarquía de los jugadores argentinos y el status que no hace mucho habían alcanzado. Hoy parece ser otra dimensión.

Después de haber cometido 39 penales en los últimos dos partidos, el énfasis claramente estuvo puesto en la disciplina. No obstante, lo que ganaron en orden lo resignaron en agresividad. Durante 50 minutos los Pumas parecieron ser meros espectadores que no hacían más que demorar un try atrás de otro de los All Blacks. Se avizoraba una goleada peor a la del domingo anterior (39-0), pero esta vez el equipo tuvo capacidad de reacción.

Mario Ledesma introdujo para este encuentro varios cambios, entre ellos muchos jóvenes que respondieron. La ganancia parece más a largo plazo que las urgencias que atraviesa el seleccionado. Santiago Carreras, en su primer partido como apertura titular, fue incisivo con la pelota en las manos. Santiago Chocobares y Lucio Cinti estuvieron muy sólidos en defensa. Juan Martín González estuvo dinámico y participativo.

Recién a los 32 minutos los Pumas tuvieron una situación de ataque franco dentro de las 25 yardas rivales. Hasta allí habían sido meros espectadores del despliegue de poder de los hombres de negro. En esa media hora inicial la supremacía fue total.

Tupou Vaa'i de Nueva Zelanda anota un try durante el partido por el campeonato contra Argentina en el Suncorp Stadium de Brisbane
Agencia AFP


Tupou Vaa'i, de Nueva Zelanda, autor de dos tries (Agencia AFP/)

Enfocados en la disciplina, los argentinos se limitaron a contener los avances de los neocelandeses antes que en detenerlos. En las pocas ocasiones que tuvieron posesión se devolvieron rápidamente y vuelta a empezar. Dos scrums propios cedidos alimentaron esa superioridad casi total.

Dos veces llegaron al try los All Blacks en ese lapso y otras dos se quedaron con las manos vacíos por pases hacia adelante milimétricos. Y en los últimos 10 minutos, donde los Pumas parecieron encontrar algo de aire y jugar en terreno rival, no pudieron capitalizar tres incursiones en ataque profundo que se dilapidaron por errores propios. En cambio, los All Blacks aprovecharon la última pelota y con el tiempo cumplido apoyaron un nuevo try para irse al vestuario 24-3 arriba.

los pumas Vs all blacks, rugby
ap


los pumas Vs all blacks, rugby (ap /)

El segundo tiempo fue lo mejor que hicieron los Pumas en este Rugby Championship. Así y todo, no alcanza para tildarlo de recuperación. Después del tempranero try de Taukei’aho, que prácticamente sentenció el encuentro (29-6), al menos los Pumas empezaron a jugar con intensidad. Fueron agresivos en defensa e intentaron darle dinámica y velocidad a los ataques.

Llegaron al try, tan sólo el segundo en el certamen (un gran kick cruzado de Carreras que rubricó Boffelli), y tuvieron varias incursiones profundas yendo para adelante con continuidad y control de pelota. No alcanzó para quebrar la resistencia All Black y a la larga los avances se terminaron frustrando por fallas propias. El equipo sigue mostrando una inquietante desconexión.

los pumas Vs all blacks, rugby
ap


Emiliano Boffelli, autor del único try argentino (ap /)

Sobre el final, en el único ataque en la última media hora del partido, Nueva Zelanda aprovechó una pelota recuperada en campo propio y llegó otra vez al in-goal para establecer el marcador final (36-13).

Nueva Zelanda volvió a ganar con punto bonus, lidera el Rugby Championship con puntaje ideal y, con dos partidos por jugar, quedó en las puertas de un nuevo título: les lleva 10 unidades a los Springboks, su rival en el cierre del certamen. Además, recuperó el Nº1 del ranking mundial que había cedido luego del Mundial 2019.

Los Pumas mejoraron respecto de los últimos dos encuentros, pero volvieron a quedar muy lejos del nivel de los All Blacks y aun del potencial que la calidad individual de sus jugadores. Quedan dos partidos ante Australia, que es local y llega encendido tras dos muy buenas victorias ante Springboks. Última oportunidad de dejar el certamen dignamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.