Pugna por creer

·7  min de lectura

Sevilla/Madrid, 17 dic (EFE).- El Sevilla y el Atlético de Madrid se miden el sábado en el Sánchez-Pizjuán en un partido que reúne a equipos situados en zona 'Champions' pero irregulares y alejados del Real Madrid, por lo que la victoria daría a uno de ellos un refuerzo de autoconfianza en la posibilidad de recortar la desventaja con el líder, al tener también en la recámara los encuentros de LaLiga pendientes de disputar por ambos.

Comprobada la firmeza del Real Madrid, el favorito indiscutible hoy por hoy a LaLiga Santander, los dos se someten al límite a la pregunta del millón, si hay o no hay Liga, necesitados los dos de puntos para sostener que aún sobrevive el debate por el campeonato, para rebelarse contra la apariencia actual que dictamina el paso de las jornadas y para oponerse con el único argumento inapelable, el triunfo, a una percepción tan extendida.

Un trepidante enfrentamiento en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que lo determinará casi todo en ese sentido: el Sevilla, segundo, ocho puntos por detrás de la cima del Real Madrid y con un partido menos, o el Atlético, el actual campeón, cuarto en la tabla y alejado a 13 puntos de su 'eterno' rival, también con el encuentro aplazado contra el Granada pendiente para el miércoles. O los dos. Lo dirá el resultado. Sin matices. Sin excusas.

El conjunto sevillista se encuentra segundo en la tabla con 34 puntos, cinco de ventaja sobre el colchonero, pero sus sensaciones no son las mejores después de la decepción que supuso no clasificarse para los octavos de la Liga de Campeones, tras una fase de grupos mediocre, y también de que el pasado miércoles sufriera para superar al Andratx mallorquín (Segunda RFEF) en un encuentro con prórroga y penaltis.

En LaLiga, el equipo tampoco brilla, aunque sí gana pese a los sufrimientos, como sucedió hace dos jornadas ante el Villarreal (1-0) y el pasado sábado en Bilbao frente al Athletic (0-1), en los que se vio el desgaste físico de los de Lopetegui, muy saturados de minutos de juego ante la gran lista de lesionados.

El lateral derecho Jesús Navas, los extremos Suso Fernández y el argentino Erik Lamela y el delantero marroquí Youssef En-Nesyri son bajas, aunque el goleador sevillista dio este viernes la agradable sorpresa para los suyos de verse por el césped de la ciudad deportiva con el grupo, aunque aún no tiene el alta médica, según reveló el propio técnico, y es poco probable que juegue el sábado.

Otro se que ha unido a esta lista de lesionados es el centrocampista Óliver Torres, que tuvo que ser sustituido por una dolencia muscular el pasado sábado en el encuentro de San Mamés y ya no podrá jugar lo que resta hasta las vacaciones navideñas, incluido el partido aplazado en su día de la cuarta jornada ante el Barcelona en el Sánchez-Pizjuán, fijado para el próximo martes.

También se une al capítulo de ausencias para recibir al Atlético otro jugador fundamental para el preparador guipuzcoano, el centrocampista brasileño Fernando Reges, quien vio la quinta tarjeta amarilla en Bilbao y debe cumplir un partido de sanción, con lo que completa la lista de seis bajas de futbolistas importantes para esta cita.

Por contra, los argentinos Lucas Ocampos y Marcos Acuña, fuera de los últimos encuentros por diversas mermas físicas, trabajaron ya el jueves y este viernes con el grupo, aunque Lopetegui puntualizó en su comparecencia de prensa que no será hasta el mismo día del partido cuando decida la lista de jugadores que inscribirá debido a lo justo en lo físico de varios de ellos.

Enfrente, mientras, el presente del Atlético en la Liga es decepcionante. Provisto de su mejor plantilla en años, quizá en toda la era Simeone, su realidad es expresiva: la cuarta posición, los 13 puntos de desventaja respecto al liderato del Real Madrid, sus 19 puntos sumados de los 33 últimos por los que ha competido (la primera vuelta de la pasada campaña logró 50 de 57), sus escasas ocho victorias en sus últimos 20 partidos oficiales, sus grietas defensivas con 26 goles en contra en 22 choques entre todas las competiciones, su pérdida de presión...

La derrota en el derbi del pasado domingo visibilizó aún más la indefinición del Atlético, en el que Simeone rebusca soluciones mientras el margen para la reacción se estrecha tanto que está al borde del fin. O gana o la Liga será imposible. O gana o el pase para la Liga de Campeones se transformará en el mismo rompecabezas que abordó -y finalmente resolvió- en 2019-20. O gana o la crisis será ineludible para un equipo desplomado. Nunca jamás ha sufrido tres derrotas seguidas en la Liga en el banquillo del Atlético. Ahora encadena dos.

Ni presiona con la fiereza del pasado. Ni juega en campo contrario, como mejor le sienta, con tanta constancia como necesita. Ni tiene la misma intensidad que lo hizo un ejemplo en Europa. Ni defiende como antes, infranqueable casi para cualquiera. Ni tiene la contundencia del curso pasado sobre la portería contraria. Ni luce en sus individualidades, salvo contadas excepciones, ni funciona en el colectivo. Ni, sobre todo, gana como solía.

Todo eso lo exige una visita de la magnitud de este sábado, además sin Antoine Griezmann, fuera por la lesión muscular en el muslo derecho que sufrió en el derbi. Tampoco están disponibles ni José María Giménez ni Stefan Savic ni Sime Vrsaljko, también lesionados. El Atlético ha ganado nada más en una de sus últimas seis visitas al Sánchez Pizjuán. Tres de ellas las perdió, incluida la última, y dos las empató. Otra advertencia.

Habrá dos cambios en el once: vuelven Luis Suárez y Thomas Lemar, indudables en el equipo tipo del técnico, y salen Matheus Cunha y el lesionado Antoine Griezmann. A la vez, Ángel Correa se mantendrá en la alineación, bien como compañero del '9' uruguayo, que atraviesa cinco jornadas de Liga sin un gol, o bien por la banda derecha, dependiendo si Simeone compone un 5-3-2 o un 5-4-1 para la visita al estadio Sánchez Pizjuán.

No habrá sitio, en cambio, de nuevo, para Joao Félix, que sólo ha sido titular en uno de los cinco últimos partidos que ha estado disponible. Ni siquiera la baja de Griezmann ni sus buenos minutos en el derbi, cuando irrumpió en un panorama sombrío para iluminar un rato a su equipo, le bastan al atacante portugués para recuperar un lugar en el esquema principal de Simeone, que lo relegará de nuevo a la suplencia, a esa condición de revulsivo que acostumbra ahora, fuera del protagonismo inicial al que invitan sus posibilidades, mientras se aproxima la apertura del mercado de invierno.

En la defensa, Geoffrey Kondogbia persistirá de central. Jugará con tres Simeone. Al lado derecho, Felipe Monteiro; al lado izquierdo, Mario Hermoso. Los carriles serán para Marcos Llorente, aunque Kieran Trippier ya volviera a la convocatoria ante el Real Madrid, y Yannick Carrasco, mientras que el centro del campo estará formado por Rodrigo de Paul y Koke Resurrección, previsiblemente con Thomas Lemar para completar el 'triángulo' táctico. La portería es de Jan Oblak, reintegrado el jueves a los entrenamientos con el grupo.

- Alineaciones probables:

Sevilla: Bono; Montiel, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Delaney, Joan Jordán; Ocampos, Rakitic, Papu Gómez; y Rafa Mir.

Atlético de Madrid: Oblak; Llorente, Felipe, Kondogbia, Hermoso, Carrasco; Correa, De Paul, Koke, Lemar; Luis Suárez.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoechea (Comité Vasco).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hora: 21.00 (CET) (20.00 GMT).

-----------

Puestos: Sevilla (2º, 34 puntos); Atlético (4º, 29 puntos).

La clave: Ambos equipos deben superar las malas sensaciones dejadas en sus anteriores citas, el Sevilla en el partido de Copa que disputó en el campo del Andratx y el Atlético de Madrid en la Liga como visitante ante el Real Madrid.

El dato: El Sevilla sólo ganó cuatro de los 23 partidos contra el Atlético de Madrid desde que lo entrena el argentino Diego Simeone, ante el que además ha cosechado diez derrotas y nueve empates.

La frase: Julen Lopetegui: "El Atlético es un equipo impresionante, de una talla inmensa".

El entorno: El Ramón Sánchez-Pizjuán volverá a registrar una gran entrada, en esta ocasión para recibir al Atlético de Madrid en la penúltima presencia del año de los de Julen Lopetegui en su estadio, ya que el próximo martes llegará el Barcelona en el partido de LaLiga que tenían pendiente de la cuarta jornada.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.