El puente que cruzan las abejas

·3  min de lectura

Londres, 21 ene (EFE).- El Brentford no solo planea al máximo detalle sus operaciones con futbolistas, midiendo estadística, comparando datos; también lo hace fuera del campo, donde, antes de que surgieran problemas logísticos, se apresuró a construir un puente que ayudara al elemento más importante de un club: sus aficionados, a los que se conoce como 'Bees' (abejas).

Así se decidió el Brenftord a construir el puente este del Community Stadium. Una estructura de metal alojada en la parte este del campo londinense que comunicaría la autopista con la calle principal del mismo.

El objetivo era permitir que los aficionados que llegaran al estadio por esa carretera tuvieran un acceso más simple al campo, al tiempo que se podría conectar el área este con el oeste sin necesidad de dar un rodeo total. Y es que el estadio del Brentford se encuentra encajonado entre dos vías de tren y varios edificios de apartamentos, lo que impide el rápido tránsito de una parte a otra, a diferencia de otros estadios más "liberados" en la capital británica, como sería el caso del Arsenal o el Chelsea.

Con la construcción de este puente, que comenzó en 2018 y terminó a principios de 2019, para que estuviera listo para la apertura del estadio, el Brentford logró no solo un nuevo canal con el que permitir la afluencia de aficionados procedentes de la autopista, sino también pensar en los miles de personas que vivirían en los apartamentos de la orilla este del estadio y que querrían cruzar hasta la estación de Kew Bridge, la más cercana al campo, no tuvieran que dar un rodeo de varios minutos.

El área de Kew, donde se alojan los emblemáticos Kew Gardens de la ciudad londinense, está creciendo y la zona del estadio no se ha quedado al margen. Cuando en enero de 2019 se levantó el puente para los últimos pasos de su edificación, la zona era poco más que una planicie, con grúas y trabajadores encargándose de que los plazos para la apertura del estadio se cumplieran. Ahora, el Community Stadium es prácticamente imperceptible desde los alrededores porque la demanda de suelo en Londres así lo requiere.

En una ciudad en la que predominan las casas bajas y antiguas, los edificios de apartamentos son la forma de oxigenar los elevados precios de las rentas y esto ha llevado a encajonar el estadio entre casas de uno, dos y tres dormitorios que disparan los alquileres a más de 2.000 libras mensuales. El puente sirve de enlace entre ellos, la autopista y la parte más comercial de Kew.

Para poder llevar a cabo el proyecto, el Brentford tuvo que recurrir a un "meticuloso planteamiento" y a conseguir la luz verde de diferentes instituciones, como 'Network Rail', es decir, el sistema ferroviario del Reino Unido, así como con el ayuntamiento de la zona.

Ahora, al cruzar el puente y cruzar las barreras del campo, el aficionado se da de frente con una abeja esculpida en rojo y negro y plantada en una de las fachadas del campo, y con el escudo del Brentford. Es la bienvenida que da el club londinense a su gente, a los que primero tuvo en cuenta a la hora de construir su nuevo estadio y a los que dio todas las facilidades posibles.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.