Puebla necesita un triunfo contra Tuzos

·1  min de lectura

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- El argentino Nicolás Larcamón y el Puebla tendrán este miércoles en el estadio Cuauhtémoc una complicada prueba frente al subcampeón Pachuca. Restan cinco partidos a La Franja, que buscará aprovechar para mantener viva la ilusión de clasificar nuevamente a la Liguilla, pero la prueba contra los Tuzos no será fácil.

El técnico del cuadro poblano sabe que los empates ya no sirven de mucho, por ello, quiere sumar de a tres, algo que no hace desde la Jornada 2, cuando derrotó por la mínima a Santos Laguna.

"Se viene una semana exigente, pero atacamos un partido a la vez. Estamos preparándonos en función del Pachuca, rival de máxima exigencia; debemos cortar la racha de empates", dijo Larcamón.

Desde el triunfo sobre los Guerreros, los poblanos suman 10 duelos sin poder ganar; sin embargo, nueve han sido empates que los tienen en la novena posición, con 15 puntos, lo que los mete a repechaje.