PSG, entre la salida de Kylian Mbappé y la exigencia de Donnarumma a Pochettino: problemas en el paraíso

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La bienvenida de Mbappé a Messi en su llegada al PSG; ¿llegarán a jugar juntos?
La bienvenida de Mbappé a Messi en su llegada al PSG; ¿llegarán a jugar juntos?

Tres triunfos en tres fechas, con diez goles. Único líder del torneo francés con un clima inmejorable y la euforia que todavía persiste en las horas previas al debut de Lionel Messi. PSG parece ser el club perfecto, lo tiene todo. Y más que nunca se entusiasma con consolidar un plantel que lo lleve a conquistar por primera vez en su historia la Champions League, pero... Siempre hay un pero. Dos grandes figuras como Kylian Mbappé y Gianluigi Donnarumma ya hicieron saber que no se sienten cómodas y esperan soluciones inmediatas en un equipo que, por ahora, no parece tenerlas a mano.

Una relación espesa se cocinó en los últimos meses por la actitud de la principal figura francesa del equipo. Mbappé no quiere seguir en el equipo. Se lo hizo saber a los dueños qataríes con una actitud sencilla: no tiene ninguna intención de renovar su contrato. Le ofrecieron una fortuna por cinco años, pero la rechazó. A sus jóvenes 22 años necesita verse en la cima y como líder de un proyecto deportivo. En París la atracción de figuras es tan grande que las posibilidades se diversifican con Messi y Neymar. Está dispuesto a esperar un año más con un salario de 18 millones de euros anuales (podría cobrar más del doble si renovara) con tal de obtener su salida gratuita en junio de 2022, para negociar su pase como jugador libre. Pero os medios españoles dicen que ya está casi definido su pase a Real Madrid. Ahora mismo. Sería un golpe tremendo para el equipo.

"Si no me venden, no juego". Al mercado argentino le falta dinero y le sobran desplantes de futbolistas rebeldes

Por supuesto que nada de esto es sorpresivo. El mismo día de la presentación de Messi, el presidente Nasser Al Khelaifi, se sentó en la sala de conferencia de prensa con la intención de hablar del resonante pase de la máxima figura de las dos últimas décadas en el fútbol mundial. Sin embargo, los cronistas franceses lo obligaron a mirar el futuro. De las cinco primeras preguntas, tres estuvieron destinadas a la situación de Mbappé. Hasta que Al Khelaifi se cansó: “Creo que todo el mundo sabe cuál es el futuro de Kylian: ser jugador del PSG. Dijo que quería un equipo competitivo y no se puede tener un equipo más competitivo. No hay excusa para hacer otra cosa ahora que quedarse “.

Kylian Mbappe se quiere ir; Mauricio Pochettino tiene que lidiar con el ego de muchas estrellas
STEPHANE DE SAKUTIN


Kylian Mbappe se quiere ir; Mauricio Pochettino tiene que lidiar con el ego de muchas estrellas (STEPHANE DE SAKUTIN/)

La dureza de la respuesta dejó en claro la tensión de las partes. Sin embargo, el poderío económico del equipo hizo pensar que el grupo de Qatar estaba dispuesto a perder a Mbappé para completar su constelación de estrellas al menos por una temporada y dejarlo marchar en junio de 2022. Pero esta mañana, por primera vez un medio francés (RMC), reconoció que PSG está abierto a las negociaciones para transferir al atacante ahora mismo. Su cláusula de rescisión de contrato es de 180 millones de euros (211 millones de dólares). Ese es el dinero que el conjunto francés puede recibir ahora si se va a Real Madrid. La alternativa es perder al jugador en un año... por nada.

Aclararon, también, que si ingresa una suma importante por la venta a Real Madrid, PSG se pondría en marcha para conseguir un 9 de calidad. El francés Pierre Emerick Aubameyang (Arsenal) y el brasileño Richarlison (Everton), son los dos delanteros que se mencionaron de inmediato.

La situación de Gianluigi Donnarumma

Mientras Al Khelaifi busca la manera de desactivar la bomba Mbappé (o al menos lograr el mayor control de daños que semejante salida provocaría), a Mauricio Pochettino la abundancia le empezó a recordar que no es tan fácil de administrar.

La superposición de estrellas en cada puesto es un tema que tarde o temprano iba a quedar expuesto. Y el primero en hacerlo notar fue el italiano Gianluigi Donnarumma que, con un breve frase dio a entender que no esperará mucho tiempo más en calma. “Vine a París para jugar”, dijo el arquero campeón de la Eurocopa.

En una entrevista con Canal+, amplió un poco su análisis de situación, como buscando ser contemporizador, pero en el fondo, siempre resonó el pedido de titularidad. “El PSG me buscó y me quiso, y yo quería venir al PSG. Navas es un gran arquero. No me asusta la competencia, es buena para los dos, y también para mí, porque me hace crecer mucho. Pero yo estoy aquí para jugar”.

El arquero Gianluigi Donnarumma, la figura de Italia en la obtención de la Eurocopa
El arquero Gianluigi Donnarumma, la figura de Italia en la obtención de la Eurocopa


El arquero Gianluigi Donnarumma, la figura de Italia en la obtención de la Eurocopa

En las tres primeras fechas del torneo, el arquero titular fue el costarricense Keylor Navas, de 34 años, y atajó bien, aunque recibió cinco goles. Donnarumma, que llegó proveniente de Milan y tras jugar la Eurocopa con Italia, no tenía suficientes prácticas con el equipo, por lo que arrancó de atrás en la carrera. Pero el último sábado ya fue al banco de los suplentes. Y cuando tuvo la primera oportunidad ante un micrófono encendido, le mandó un mensaje a Pochettino. Espera un respuesta.

El posible debut de Lionel Messi el domingo próximo, a las 15.45, en la visita ante Reims, volverá a cambiar el ángulo de la información y los focos apuntarán para un lugar diferente. Será un pequeño alivio, o un respiro. Pero el repiqueteo insistente de los jugadores que están incómodos no va a dejar de sonar por lo bajo. Con eso también tendrán que convivir Mauricio Pochettino y Messi. Que están en un lugar que parece ser el paraíso, pero que también tiene sus problemas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.