PSG - Lille, por la Liga de Francia: Lionel Messi salió reemplazado por Mauro Icardi en el entretiempo, pero su equipo revirtió el resultado con un gol agónico de Ángel Di María

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Mientras Lille celebra el gol de David, Lionel Messi se preocupa por la actuación individual y general del PSG
FRANCK FIFE

Lionel Messi se había ausentado en la práctica del jueves por una molestia física, pero este viernes apareció entre los titulares del PSG para recibir en el Parque de los Príncipes a Lille, el último campeón. No fue un partido cómodo y al rosarino no se lo vio bien en el primer tiempo. Y había una razón: Mauricio Pochettino lo sacó en el entretiempo, cuando su equipo caía por 1-0, y quedará pendiente conocer cómo está esa molestia. De todas maneras, los parisinos lograron revertirlo con mucho empuje y el gol agónico de Ángel Di María para ganar por 2-1.

Justamente, fue el astro argentino el que estuvo involucrado en la primera acción peligrosa del atractivo encuentro, apenas a los 56 segundos. Porque en su clásica jugada de derecha al medio, la defensa visitante lo controló y sacó un contragolpe que terminó en un tres contra uno y un zurdazo potente del delantero turco Yilmaz, pero insuficiente para vencer las manos del italiano Donnarumma, que la despejó al córner.

Compacto de PSG 2 vs. Lille 1

No fue el mejor de los arranques para PSG. Mucho menos para el número 30, que le costó estar cómodo en los primeros minutos, perdiendo otra pelota que generó la inmediata verticalidad de los Dogos. Si bien aquella no terminó en nada, la defensa parisina volvió a sufrir un ataque claro de la visita: a los 13, el francés Ikoné recibió un centro rasante dentro del área, pero llegó y terminó desviando su definición mano a mano.

Cuatro minutos después, fue Messi el que encontró el error rival a campo abierto y trató de filtrar el pase a Neymar, pero el toque fue de la mano con la velocidad que sus piernas habían adoptado ante el espacio y la pelota se fue por la línea de fondo. Ubicado en el centro del ataque, se le dificultó recibir dentro del área, sin recorrido: enseguida aparecía algún hombre del bloque visitante para no darle un segundo de ventaja para las gambetas o el remate.

Lionel Messi fue titular en el PSG, junto a Neymar, ante el Lille
FRANCK FIFE

Lionel Messi fue titular en el PSG, junto a Neymar, ante el Lille (FRANCK FIFE/)

Cuando se había producido el primer encuentro del trío de ataque, con Neymar conectando con Messi y éste con Di María (terminó en un remate muy desviado de Lionel), apareció el golpe. Con suma calma, Lille diagramó una gran jugada colectiva desde la defensa, yendo a contramano de las intenciones vertiginosas que había planteado hasta ese momento. Entonces, a los 31, esa creación finalizó con Yilmaz desbordando por el sector izquierdo del área local y lanzando un centro bajo para que el atacante canadiense Jonathan David sólo ponga el pie derecho par empujarla a la red.

Un dormido conjunto de Pochettino que recién despertó a los 39. Acaso, creando la mejor jugada dentro del pobre primer tiempo. Toques de primera -incluso con posturas incómodas- en el sector derecho entre Messi, Wijnaldum y Di María, que se puso en posición de gol gracias a la habilitación del holandés, pero su zurdazo se fue apenas desviado del segundo palo. No fue bueno el primer período para el puntero. Y una evidencia fue el tiro libre a merced de la zurda de Messi, a pocos metros del área del visitante, en la última jugada: con la intención de engañar y colocarla al ángulo del poste cuidado por el arquero Grbic, su ejecución se fue hacia el costado y muy por encima.

Tras un flojo primer tiempo, Lionel Messi salió en el descanso del partido entre el PSG y el Lille
Michel Euler

Tras un flojo primer tiempo, Lionel Messi salió en el descanso del partido entre el PSG y el Lille (Michel Euler/)

Y habrá que estar atentos. Porque a Lionel Messi no le gusta salir del campo antes de finalizar el encuentro, pero esta vez Pochettino decidió su salida en el entretiempo. No se lo veía bien, al menos desde lo futbolístico. Y a pocas semanas de viajar a Sudamérica y jugar las Eliminatorias (con Uruguay el 12 de noviembre y Brasil, en San Juan, el 16), habrá que ver en qué condiciones está esa molestia que arrastró en las últimas horas. Así las cosas, el ingresado fue Mauro Icardi, que sumó sus primeros minutos tras el escándalo con su pareja.

Sin Messi en la cancha, la temática del encuentro se mantuvo. Excepto por algunos intentos de Neymar, Lille se sintió cómodo -incluso- hasta para salir jugando cuando PSG lo presionó cerca del área chica. En una misma jugada, el local se salvó por duplicado: un zurdazo débil pero alto de Yilmaz que rechazó Donnarumma, mientras que Renato Sánchez no se apresuró en el rebote que le cayó y le cedió el gol a David en el punto penal, pero el canadiense la terminó lanzando por encima. Lille comenzó a esperar un poco más, mientras que los parisinos lograron asomarse más seguido porque empujaron en medio de la oscuridad de su fútbol.

Tanto que la jerarquía siempre puede imponerse, claro. La flexibilidad, también: promediando la parte final, el entrenador argentino cambió los laterales, armó una línea de tres zagueros y Di María apareció por la izquierda cuando nadie lo esperaba: Neymar lo habilitó, desbordó como Yilmaz en el gol de Lille, pero el rosarino levantó la pelota por encima de los que estaban en el área chica para que Marquinhos la empujara a la red a los 29 minutos del complemento y pusiera el 1-1.

Ángel Di María, en el final del partido, marcó el gol de la victoria para el PSG, ante Lille, por la Liga de Francia
FRANCK FIFE

Ángel Di María, en el final del partido, marcó el gol de la victoria para el PSG, ante Lille, por la Liga de Francia (FRANCK FIFE/)

Con la paridad, Lille bajó los brazos y PSG se llenó de ímpetu. Diez minutos después fue Icardi el que tuvo el triunfo en su diestra, pero el remate -que se desvió en el pie del arquero- se fue soplando el segundo poste. No obstante, Di María -de lo mejor del local- fue el argentino que estaba predestinado para darle el triunfo al PSG: faltando dos minutos, armó una pared magnífica con Neymar que el brasileño devolvió con un toque sutil y definió al segundo palo.

Con la salida de Messi y aunque le costó el trámite, PSG se hizo fuerte en su casa sobre el final del partido y acumuló su décima victoria, alcanzando los 31 puntos, diez unidades más que el segundo (Lens, que enfrenta este sábado a Olympique Lyon).

VIDEO: El peligro que viene para el mundo en el 2050

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.