PSG festejó en la visita a Lyon para ser líder en soledad con un gol de Messi

·2  min de lectura

En un partido complejo de principio a fin, Paris Saint-Germain consiguió un triunfo vital para quedar como único líder de la Ligue 1 en soledad. Con un gol de Lionel Messi en el inicio, venció por 1-0 a Olympique Lyon en su visita al Groupama Stadium por la octava fecha.

A diferencia de otros partidos, los de Christophe Galtier no tuvieron precisión en las asociaciones y eso lo perjudicó. Si bien abrió el marcador apenas comenzó el compromiso, eso le alcanzó para llevarse los tres puntos a la capital francesa en un trámite parejo.

En la primera llegada de peligro, Messi rompió la paridad. Tras una buena combinación con Neymar, recibió frente al arco y no perdonó con un sutil disparo de zurda que se clavó junto al palo derecho de Anthony Lopes, que pese a que se exigió, no llegó a rechazar.

Con la ventaja, PSG intentó ampliar la diferencia, pero se lo perdió con Messi en dos oportunidades. El local respondió con un centro frontal que Alexandre Lacazette conectó con un cabezazo por el segundo palo que salió apenas junto al poste vertical izquierdo.

Poco después, el propio capitán Lacazzete exigió a Gianluigi Donnarumma con un gran remate después de una buena jugada personal. Y casi de inmediato, Karl Toko Ekambi lo tuvo con un tiro desde afuera que salió junto al palo derecho para dar un nuevo aviso en ataque.

Hasta que Kylian Mbappé en su primera intervención clara, intentó un pase atrás para Achraf Hakimi que el arquero Lopes casi mete en contra, pero el balón dio en el palo y salió al tiro de esquina. Ya en la segunda mitad, la visita intentó sentenciar la historia en Lyon.

Precisamente, Messi casi pone el segundo con un gran movimiento en el que controló en el aire, amagó y pinchó por encima del arquero, pero sobre la línea Castello Lukeba despejó sobre la línea. Más tarde, Neymar lo perdió con un remate débil frente al arco.

Y cuando los dirigidos por Peter Bosz más se acercaban contra el arco de Donnarumma, PSG ajustó las líneas para intentar aprovechar los espacios sin Marco Verrati en cancha. De hecho, Messi lo tuvo una vez más con un remate bajo, similar al de su gol, que esta vez tapó Lopes.

Con el tiempo cumplido, el argentino ejecutó un tiro libre exquisito que Anthony Lopes rechazó con una tapada espectacular sobre el ángulo superior derecho, y en el rebote Sergio Ramos empujó el balón a la red, pero el gol fue anulado por offside en la jugada.

Paris Saint-Germain consiguió un gran triunfo, frente a un equipo que pretendía subir en la tabla, para extender su buena racha como visitante en este comienzo. Tras el parón internacional, volverá a la actividad el 1 de octubre ante Niza en el Parque de los Príncipes.

Foto: JEFF PACHOUD/AFP via Getty Images