El protagonismo inusitado de Manuel Bedmar huele a reality

·6  min de lectura

Cualquier seguidor del perfil de Instagram de Rocío Flores habrá notado que en los últimos meses, Manuel Bedmar tiene cada vez más presencia en sus stories justo cuando la hija de Rocío Carrasco ha cobrado aún más protagonismo mediático. Una circunstancia que nos lleva a imaginar que, puestos a analizar la exposición de las diferentes familias en la prensa del corazón española, podría desembocar en un posible debut televisivo en Telecinco. Un salto a la pequeña pantalla que no resultaría nada descabellado puesto que en la actualidad, los padres de la joven, Rocío Carrasco y Antonio David Flores, y su madrastra, Olga Moreno, son protagonistas de la tertulia en la cadena de Fuencarral. 

Quien sabe, quizás el novio podría postularse en otoño como un personaje más del clan televisivo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Manuel Bedmar ha pasado de ser el discreto novio de Rocío Flores a uno de los rostros más presentes en sus redes sociales. Un compañero constante para la joven en la difícil etapa familiar que atraviesa su familia, según compartió su madrastra en Ahora, Olga, tras la exposición del testimonio de Rocío Carrasco a través de su serie documental, Rocío, contar la verdad para seguir viva. En sus episodios, la hija de Rocío Jurado no solo relataba los presuntos pasajes más complicados de su vida junto a Antonio David Flores, sino que ponía el foco también sobre su primogénita quien tuvo oportunidad de réplica con su fichaje por El programa de Ana Rosa.

Además de su participación en el magacín presentado por Ana Rosa Quintana, Rocío Flores también ha visto cómo su fama se ha acrecentado con su colaboración en Supervivientes: Tierra de nadie como defensora de Olga Moreno. Y en este periplo televisivo, la exposición de Manuel Bedmar también ha ido creciendo como la espuma. Y es que a la par que la influencer se ha convertido en uno de los rostros más buscados por los paparazzis, su pareja sentimental está más presente en la exposición pública a su lado. Justamente, que ahora parezca haber aparcado su inicial recelo mediático, tras mantenerse al principio en un discreto segundo plano, puede ser la señal para imaginar que, quizás, el malagueño podría estar preparado para saltar al ruedo televisivo.

Manuel Bedmar y Rocío Flores sostienen un romance desde hace un lustro (el 17 de octubre cumplen seis años), aunque a él los espectadores le conocieron por primera vez en televisión cuando acudió a darle una sorpresa a su chica en una de las galas más emotivas de Supervivientes 2020, cuando concursantes y familiares estuvieron separados debido a los protocolos por el coronavirus. Pese a que durante el concurso la superviviente confesó que quería ser madre muy pronto y formar así una familia con su novio, éste momento marcó un antes y un después en la influencia del joven quien puso de manifiesto en pleno directo que es el mayor apoyo y el férreo bastón de la nieta de Rocío Jurado. Ambos, de hecho, viven juntos desde hace unos meses tras adquirir un inmueble en Málaga con vistas a la playa.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien este joven malagueño ha procurado mantenerse en un plano secundario en lo que a exposición mediática se refiere, la realidad es que de un tiempo a esta parte ha adquirido un protagonismo inusitado. A pesar de que poco se conoce de su vida, más allá de su vínculo amoroso con Rocío Flores, lo cierto es que su novia ya se ha encargado de darle visibilidad en redes sociales. De este modo, gracias a la influencer conocemos que Manuel Bedmar está muy integrado en la familia Flores y que se lleva de maravilla con su suegro así como con Olga Moreno a quien no ha dudado en apoyar virtualmente durante su paso por Honduras.

Asimismo, si nos fijamos bien, en las últimas semanas Rocío Flores ha hecho patente la complicidad compartiendo su escapada exprés a Marbella y mostrando cómo ha introducido a su novio en el mundo influencer con un blanqueamiento dental.

Pese a que Manuel Bedmar copa el perfil de Rocío Flores, especialmente las stories, lo cierto es que otro detalle clave que explica su creciente protagonismo es el hecho de que el malagueño haya hecho públicas sus propias redes sociales. Es decir, hasta hace unos pocos meses el joven mantenía su perfil de Instagram privado, pero habría decidido compartir su felicidad con el mundo lo que le ha reportado un gran número de seguidores (en la actualidad está cerca de los 70.000). Una circunstancia que se podría entender como un paso al frente en su andadura pública que, no sería de extrañar, desemboque en un salto televisivo. Sin ir más lejos, en su biografía ya especifica que le escriban por mensaje directo para colaboraciones.

En este contexto cabe destacar que a través de su cuenta en Instagram, Manuel Bedmar presume del gran amor que siente por Rocío Flores y demuestra que es el pilar fundamental de su pareja. Para muestra un botón, ya que los dos comparten tinta tatuada en su piel: en el cuello del malagueño se puede leer en italiano "que todo fluya", mientras que la madrileña tiene tatuado en la muñeca "y que nada influya".

Después de que Mediaset anunciara que ya ha puesto en marcha la octava edición de GH VIP, la rumorología se ocupó de señalar el nombre de Manuel Bedmar como deseado fichaje estrella del programa. Y lo cierto es que el novio de Rocío Flores no tardó en reaccionar tomándose a risa su posible participación cuando su club de fans (manuelbedmar_fans) clamó por su puesta en escena en la pequeña pantalla. Si bien el tiempo dirá, lo más llamativo es que con los emojis de risa ni confirmó ni desmintió su desembarco televisivo en este concurso cuya última ganadora fue Adara Molinero. No obstante, hay que tener en cuenta además que Telecinco ha pospuesto su emisión ya que primero probará con la primera versión celebrity de Secret Story en la que, por otra parte, tampoco se antoja disparatada su participación. 

Y es que, al fin y al cabo, son muchos los novios y parejas de personajes mediáticos que han seguido este camino, como Alejandro Albalá (exmarido de Isa Pantoja) o Kiko Jiménez (ex de Gloria Camilia, hermana de Rocío Carrasco). Sin ir más lejos, Antonio David llegó al mundo de la prensa del corazón precisamente por su relación con Carrasco.

Además, es evidente que tanto él como su círculo despiertan un gran interés en la audiencia justo ahora que la familia está inmersa en un huracán mediático. Si imaginamos su presencia en un reality de este tipo, resulta evidente pensar que vendría hilado con Rocío Flores en plató como su defensora lo que genera una mayor curiosidad.

En resumen -y esto no es más que una obsevación a base de ir siguiendo las redes de Rocío Flores, el aumento de su presencia televisiva y el ascenso de su novio como personaje en Instagram, así como las altas cuotas de audiencia que provocan los diferentes personajes de la familia en la parrilla de Telecinco- no resulta tan descabellado imaginar que Manuel Bedmar pueda en algún momento dejar atrás su discreto segundo plano a nivel televisivo.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Instagram (@manuelbedmar14)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.