El Valencia se estrena ante el asequible Patras marcado por las lesiones

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Valencia, 18 oct (EFE).- El Valencia Basket debutará este martes mermado por las lesiones ante el accesible Promitheas Patras griego en una Eurocopa que ha conquistado en cuatro ocasiones, que cambia por completo el formato y que sigue reservando una plaza para la Euroliga para su ganador y otra para el subcampeón, si ni el Mónaco ni el Kazán quedan entre los ocho primeros de esa competición.

Los veinte participantes han sido divididos en dos grupos y, tras una fase regular de 18 jornadas, los dos peores de cada conferencia quedarán eliminados. La posición de cada equipo clasificado decidirá su rival en las eliminatorias y si tiene a favor o en contra el factor cancha en cruces que, y esta es la gran novedad, serán a partido único.

El equipo valenciano afrontará el choque de nuevo sin el escolta Klemen Prepelic ni el interior Mike Tobey (que se podría tener que operar de sus problemas en el pubis). En principio, tampoco podrán estar Bojan Dubljevic, que se hizo un esguince hace una semana ante el Real Madrid, y Víctor Claver, que se lesionó este sábado en el choque en la pista del San Pablo Burgos.

En ese encuentro reapareció tras casi un mes lesionado el base Sam Van Rossom, un regreso que se unió al que una semana antes protagonizó el alero Xabi López-Arostegui. De esta manera, los problemas de rotación para Joan Peñarroya se han trasladado hacia el interior.

Sin Tobey y sin Dubljevic, que podría reaparecer ante el MoraBanc Andorra si finalmente no lo hace en el choque europeo, el técnico usó a Louis Labeyrie y Jasiel Rivero en la posición de ‘cinco’ en Burgos con buenos resultados, como también le funcionó el aumento de los minutos y el protagonismo de Jaime Pradilla en el ‘cuatro’.

La ausencia de Claver, lesionado en el pie, dejaría al técnico sin posibilidad de reconvertirle al ‘cuatro’ para completar la rotación. Ante esa situación, podría volver a echar mano del joven interior argentino del filial Gonzalo Bressan.

Sin Claver, López-Aróstegui tendrá más minutos pero también más urgencia en acelerar una puesta a punto que en el choque del Coliseum de Burgos ya mostró cierta evolución en aspectos como el rebote defensivo.

En cualquier caso, se da por hecho que el equipo valenciano tendrá que jugar muchos minutos con tres ‘pequeños’ ante un rival que también tiene su principal virtud en su línea exterior, especialmente en Kendrick Ray, su anotador más peligroso.

El conjunto heleno está dirigido por el español Luis Casimiro, que firmó este verano por el club griego para vivir su primera experiencia en el extranjero tras una dilatada carrera en la ACB que incluyó un paso por el banquillo del Valencia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.