El presidente surcoreano acepta la dimisión del fiscal general

·1  min de lectura

Seúl, 6 may (EFE).- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, aceptó hoy la dimisión del fiscal general, Kim Oh-soo, en protesta por una polémica reforma del ministerio público, aunque al mismo tiempo rechazó que dejaran el puesto otros siete altos funcionarios que también pusieron su cargo a disposición del jefe de Gobierno para evitar un "vacío" administrativo.

Además de Kim, el vicefiscal general, Park Sung-jin, y los responsables de las seis oficinas regionales de la fiscalía ofrecieron dimitir en protesta por la aprobación de dos leyes el pasado 3 de mayo que recortan enormemente las competencias del ministerio fiscal.

La portavoz presidencial Park Kyung-mee dijo que Moon ha rechazado la dimisión de estos funcionarios "ante la preocupación sobre el daño al público provocado por un vacío en los servicios de fiscalía".

El Gobierno saliente de Moon promulgó el martes ambas leyes apenas seis días antes de que el actual presidente deje el cargo.

La propuesta impulsada por el gobernante Partido Democrático (PD) de Moon, que tiene mayoría en la Asamblea Nacional (Parlamento), está dirigida a eliminar prácticamente toda capacidad para investigar delitos del ministerio público, al que muchos en el país asiático han acusado de tener un poder excesivo utilizado con fines políticos y en beneficio propio por los fiscales.

La formación, que tiene mayoría parlamentaria, validó la reforma legislativa sin consensuar el texto con la oposición conservadora en el hemiciclo permitiendo así al Gobierno promulgarla antes de que Moon deje su cargo la semana que viene, evitando de esta manera la posibilidad de que su sucesor, el conservador Yoon Suk-yeol, vete el texto una vez asuma el cargo el 10 de mayo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.