Presidente de la FIFA acusa de hipocresía a quienes critican a Qatar antes del Mundial

Foto del sábado del presidente de la FIFA Gianni Infantino en una rueda de prensa en Doha

RAYÁN, Qatar, 19 nov (Reuters) - El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, acusó el sábado de hipocresía a quienes critican el trato de Qatar a los trabajadores inmigrantes, y añadió que el compromiso es la única forma de mejorar los derechos humanos.

En una conferencia de prensa un día antes del inicio del Mundial, Infantino se refirió a las críticas europeas contra el país anfitrión en relación con los trabajadores inmigrantes y los derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales.

"Soy europeo. Por lo que hemos hecho durante 3.000 años en todo el mundo, deberíamos pedir disculpas durante los próximos 3.000 años antes de dar lecciones de moral", sostuvo Infantino.

"Me cuesta entender las críticas. Tenemos que invertir en ayudar a estas personas, en educación y en darles un futuro mejor y más esperanza. Todos debemos educarnos, muchas cosas no son perfectas, pero la reforma y el cambio llevan tiempo (...) Esta lección moral unilateral no es más que hipocresía".

"No es fácil aceptar las críticas a una decisión que se tomó hace 12 años. Doha está preparada, Qatar está preparado y, por supuesto, será el mejor Mundial de la historia", agregó.

Infantino se basó en su propia experiencia como hijo de trabajadores inmigrantes que creció en Suiza, diciendo que había sido acosado por ser italiano, pelirrojo y pecoso.

"Sé lo que se siente ser discriminado, sé lo que es ser acosado (...) ¿Qué haces? Empiezas a comprometerte, esto es lo que deberíamos hacer. La única manera de obtener resultados es comprometiéndose", destacó.

"Creo que los cambios que se han producido en Qatar quizá no se habrían producido, o no al menos a esa velocidad, (sin la Copa Mundial). Obviamente, tenemos que seguir presionando, obviamente tenemos que intentar mejorar las cosas".

Infantino también defendió la presencia de Irán en el torneo, a pesar de la actual oleada de protestas en el país, provocadas por la muerte de una mujer bajo custodia policial en septiembre.

"No son dos regímenes los que se enfrentan, no son dos ideologías las que se enfrentan, son dos equipos de fútbol", dijo. "Si no tenemos al menos el fútbol para unirnos ¿en qué mundo vamos a vivir? En Irán hay 80 millones de personas, ¿son todas malas? ¿Son todos monstruos?".

En un final extraordinario de la conferencia de prensa, Bryan Swanson, director de relaciones con los medios de comunicación de la FIFA, tomó el micrófono para defender a Infantino.

"He visto muchas críticas a Gianni Infantino desde que llegué a la FIFA, en particular de la comunidad LGBTI", dijo.

"Estoy sentado aquí en una posición privilegiada en un escenario global como hombre gay aquí en Qatar. Ha recibido garantías de que todos serán bienvenidos (...) El hecho de que Gianni Infantino no sea gay no significa que no le importe. Le importa".

(Reporte de Nick Mulvenney. Editado en español por Javier Leira)