La Premier League rebobina hasta Hillsborough

·3  min de lectura

Londres, 23 sep (EFE).- La Premier League recuperará una de las señas de identidad de los campos ingleses, que desapareció tras la tragedia de Hillsborough en 1989, como es la posibilidad de que los espectadores puedan ver los partidos de pie en las gradas.

Esta medida, eliminada en el fútbol inglés en los 90, estará a disposición de los clubes que lo deseen de forma voluntaria y a modo de prueba a partir del 1 de enero de 2022.

Equipos como el Manchester City, el Chelsea y el Manchester United ya han instalados en sus estadios raíles delante de algunos asientos para adecuar las gradas a esta nueva situación.

Fue el Informe Taylor de 1990, realizado para mejorar la seguridad en el fútbol inglés, el que obligó a todos los equipos a que todos sus espectadores permanecieran sentados en los partidos para evitar tragedias como la de Hillsborough, cuando 97 personas perdieron la vida y hubo cientos de heridos por una avalancha en la semifinal de la FA Cup entre el Liverpool y el Nottingham Forest.

Sin embargo, en los últimos años, se ha pedido que la posibilidad de ver los partidos de pie vuelva y en 2018, la SGSA, que vela por la seguridad en los estadios, permitió la incorporación a los estados de 'rail seats', unas vallas de metal enfrente de los asientos, con vistas a que se aprobara su uso durante los partidos, como ocurrirá en la segunda mitad de esta temporada.

"Es el momento de progresar", dijo el ministro de deportes del Reino Unido, Nigel Huddleston. "Hemos terminado con la investigación independiente y el público ha vuelto en su totalidad a los estadios de todo el país. Es el momento para dar este paso", apuntó.

Para que los clubes puedan unirse a esta iniciativa, tendrán que cumplir una serie de requisitos, como que los asientos con barreras estén tanto en la parte de la afición local como en la visitante, dar la opción al espectador de esta zona de ver el partido de pie o sentado, que cada asiento sea individual, y que el hecho de ver el partido de pie no impacte en otros espectadores.

Además de los ya mencionados, el Liverpool, el Wolverhampton Wanderers y el Tottenham Hotspur también se han sumado ya a la iniciativa con la instalación de estas barreras.

"Sabemos que muchos aficionados quieren tener la opción de ver el partido de pie y con las nuevas soluciones de ingeniería, nuestras pruebas nos han mostrado que se puede lograr de forma segura", dijo el jefe ejecutivo de la SGSA, Martyn Henderson. "Este anuncio nos permitirá probarlo más a fondo y evaluar estas zonas antes de que el Gobierno dé el siguiente paso".

Este 'rail seating' ya es utilizado en otros estadios europeos, como el del Borussia Dortmund, que, sin embargo, tiene que instalar asientos para los partidos europeos ya que la UEFA no permite que los espectadores puedan ver los partidos de pie.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.