Polonia ofrece asilo a atleta bielorrusa amenazada por su gobierno

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 2 ago(EFE).- El gobierno polaco ofreció un visado humanitario a la atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, que compite en los Juegos Olímpicos de Tokio y rehusó volver a su país por temor a represalias del régimen de Lukashenko.

El viceministro de Exteriores polaco Marcin Przydacz publicó en sus redes sociales que "Polonia está preparada para ayudar" a la deportista y aseguró que "se le ha ofrecido un visado humanitario y es libre para continuar su carrera deportiva en Polonia si así lo desea".

Tsimanouskaya tenía previsto participar en la carrera de 200 metros lisos este lunes, pero se quejó por haber sido obligada por orden del gobierno de Minsk a competir en otra carrera el pasado jueves, en sustitución de otra atleta de su país que no pasó los controles anti doping.

La corredora, de 24 años, publicó un vídeo en un canal de redes sociales utilizado por activistas bielorrusos que apoyan a deportistas de ese país perseguidos por sus opiniones políticas.

Al día siguiente, la televisión estatal de Bielorrusia dijo que Tsimanouskaya carecía de "espíritu de equipo" y a continuación las autoridades de Minsk le ordenaron volver desde Japón alegando "debido a su estado emocional y psicológico".

Al llegar al aeropuerto de Tokio, la atleta reclamó la protección de la policía japonesa, que la tomó bajo su custodia, y declaró sentirse "segura" a partir de ese momento.

Tsimanouskaya ha competido en varios campeonatos mundiales y europeos y ganó los 200 metros femeninos en la Universiada de 2019 de Nápoles.

Cuando, el año pasado, las controvertidas elecciones presidenciales en Bielorrusia provocaron una oleada de protestas que fueron duramente reprimidas por el régimen de Lukashenko, la deportista condenó la violencia y expresó su apoyo a las manifestaciones en favor de la democracia.

Según cifras de la Oficina de Extranjería polaca, las 282 peticiones de asilo político recibidas en lo que va de año por parte de ciudadanos de Bielorrusia han sido aceptadas por Varsovia y el gobierno polaco mantiene un programa de protección legal y ayuda económica a inmigrantes provenientes de ese país.

El gobierno de Mateusz Morawiecki también apoya a la oposición democrática bielorrusa, cuya líder exiliada Svetlana Tijanóvskaya ha realizado dos visitas oficiales a Varsovia y recibió fondos e instalaciones para mantener un centro de actividades políticas en la capital polaca.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.