Príncipe Enrique y Meghan tuvieron "una casi catastrófica" persecución en auto en Nueva York

·3  min de lectura
El príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle se vieron involucrados en una "persecución automovilística casi catastrófica" en la que participaron paparazzi en Nueva York a última hora del 16 de mayo de 2023, dijo un portavoz de la pareja el 17 de mayo
El príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle se vieron involucrados en una "persecución automovilística casi catastrófica" en la que participaron paparazzi en Nueva York a última hora del 16 de mayo de 2023, dijo un portavoz de la pareja el 17 de mayo

El príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle sufrieron la noche del martes en Nueva York una "persecución automovilística casi catastrófica" en la que participaron paparazzi dijo el miércoles un portavoz de la pareja.

El incidente ocurrió después de que Enrique y Meghan asistieran a una entrega de premios en la capital financiera de Estados Unidos.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

La madre de Meghan, Doria Ragland, estaba con ellos en el vehículo, dijo el portavoz en un comunicado enviado por correo electrónico a la AFP.

"Anoche, el duque y la duquesa de Sussex y la señora Ragland se vieron envueltos en una persecución automovilística casi catastrófica a manos de un grupo de paparazzi muy agresivos".

El vocero dijo que fue una "implacable persecución" que pudo causar accidentes con otros autos así como con peatones y dos policías.

"Aunque ser una figura pública conlleva un cierto nivel de interés por parte del público, nunca debe hacerse a costa de la seguridad de nadie", dijo.

El comunicado añadió: "La difusión de estas imágenes, dada la forma en que se obtuvieron, fomenta una práctica altamente intrusiva que es peligrosa para todos los implicados".

- "No fue como en una película" -

Un portavoz del Departamento de Policía de Nueva York dijo que "numerosos fotógrafos" hicieron que el viaje de la pareja se convirtiera en "un desafío."

"El duque y la duquesa de Sussex llegaron a su destino" y no se informó de colisiones, citaciones, heridos o detenciones, dijo a la AFP el subcomisario Julian Phillips.

Un taxista entrevistado por el Washington Post, Sukhcharn Singh, afirmó que transportó a la pareja y a un agente de seguridad durante diez minutos, y puso en duda el término empleado de "persecución". "Nunca me sentí en peligro. No fue una persecución como en una película. Estaban silenciosos y parecían tener miedo, pero es Nueva York, (una ciudad) segura", dijo.

Enrique, de 38 años, y Meghan, de 41, habían asistido a la ceremonia de la Ms. Foundation for Women, en la que Meghan recibió un premio.

Una fuente cercana a la pareja dijo que Meghan y Enrique fueron perseguidos por media docena de vehículos con "personas no identificadas que conducían imprudentemente y ponían en peligro al convoy y a todos a su alrededor".

"La persecución podría haber sido fatal", añadió la fuente, al afirmar que se cometieron una serie de posibles infracciones de tránsito, como conducir por la acera, saltarse semáforos en rojo y conducir en reversa por una calle de un solo sentido.

El alcalde de la ciudad Eric Adams dijo que es "difícil de creer en una persecución a alta velocidad de dos horas" por la Gran Manzana, pero añadió que hasta "una persecución de 10 minutos es extremadamente peligrosa en la ciudad de Nueva York."

"Tenemos mucho tráfico, mucho movimiento. Mucha gente utiliza nuestras calles. Cualquier tipo de persecución a alta velocidad es inapropiada", declaró a  periodistas.

- Relación difícil -

Enrique mantiene desde hace tiempo una relación difícil con los medios de comunicación.

Culpa desde hace tiempo a la intromisión de la prensa de haber causado la muerte de su madre, la princesa Diana, en un accidente automovilístico en París en 1997 mientras era perseguida por paparazzi.

En una entrevista en la televisión estadounidense a principios de este año Enrique recordó que vio las últimas fotos de su madre y se dio cuenta de que lo último que vio al morir fue a fotógrafos haciéndole fotos.

La pareja abandonó la familia real a principios de 2020 y se mudó de Reino Unido a Estados Unidos, en parte debido al intenso escrutinio de los medios.

El hijo menor del rey Carlos III ha estado involucrado en varios casos legales contra editores de periódicos británicos desde que se mudó a California.

pdh-amz/dw/gm/atm/gm/dl/cjc