"El Potro" tiene su primera prueba con un "grande"

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- A Raúl "Potro" Gutiérrez le llegó la grande. Batalló mucho para conseguirlo, pero al fin está en un equipo de Liga MX, y en un grande. "Y le va a ir bien", dice José Guadalupe Cruz, quien fuera su compañero en el Atlante y que como él, es maestro normalista.

"Qué bueno que se le da la oportunidad a un técnico mexicano y preparado", dice por su parte Isaac Mizrahi.

Ambos coincidieron como compañeros del Potro en el Atlante, los azulgranas de los 90, campeón en cancha y del cual han salido varios técnicos.

"El Profe" Cruz fue compañero en la zaga con Raúl Gutiérrez, y destaca de él que "es un campeón del mundo, no se valora eso. Tiene un serio reto. Llega a un grande y está herido, pero Raúl tiene capacidad y no desaprovechará la oportunidad".

Asegura que el Potro le cambiará la cara al equipo. "Tendrá salida construida, será un equipo dinámico, va a proponer y va a reacomodar ese vestidor. El ser maestro normalista le ayudará a conciliar, a impartir justicia".

Mizrahi pide paciencia

Por otra parte, Isaac Mizrahi, quien fuera técnico de La Máquina, se alegró de "que le den la oportunidad a un mexicano tan preparado como Raúl. Ojalá que le tengan la misma paciencia que le dan a los de fuera".

Cruz Azul, bajo las órdenes del "Potro" Gutiérrez, "tendrá mucho trabajo táctico en todos los sentidos, además de la cuestión mental, en lo que es experto".

Mizrahi le desea mucha suerte a Raúl Gutiérrez, "pero también espero que los jugadores demuestren que quieren salir adelante, esto es un equipo, se sale de esto juntos, y se saca con el trabajo en el día a día".

Por buenos resultados, para convencer

Raúl Gutiérrez está a horas de debutar con el Cruz Azul en un duelo muy serio, porque en caso de perder contra Querétaro, los cementeros podrían amanecer últimos de la tabla general.

"El Potro" sabe que los ojos estarán sobre él y que los resultados conseguidos pueden darle continuidad en el puesto.

"Se ha hablado de seguir. El respaldo es por lo que resta del torneo, hay que analizar paso a paso. Los resultados detonarán las decisiones a futuro".

Gutiérrez aseguró el equipo llevará su sello y jugará "de acuerdo con su poderío, de acuerdo a su historia.

Se ha enfocado, además del trabajo en cancha, en que los jugadores retomen confianza: "En el evento difícil, analizas, vives tu duelo, ves lo que no hiciste bien, trabajas de manera distinta y propones de forma distinta. Vamos a ver en el partido si esto funciona", dijo. "Hay que superar y seguir, así es la vida".