Del Potro: "Hoy busco un tratatamiento para calidad de vida, no para jugar el Australian Open"

·2  min de lectura

A más de siete meses de su último partido en el ATP 250 de Buenos Aires, Juan Martín del Potro habló sobre sus limitaciones físicas y sus perspectivas de cara al futuro en una entrevista concedida al diario La Nación.

La despedida en Buenos Aires: “Me costó mucho tomar la decisión de jugar. Fue un punto de alivio y quiebre en mi vida. Nunca pensé en ese momento esos casi tres años, siempre tenía en mente recuperarme y volver, hasta que cada vez lo veía menos posible".

"No quería bajar los brazos, no quería rendirme. Pero después hubo un momento en el que tuve que tomar la decisión de jugar o no jugar, y ahí en ese gesto de la vincha fue un 'hasta acá llegué de esta manera'. Del día siguiente a la vincha a hoy estoy viviendo otra vida".

Lo que cambió desde su retiro: "Estoy con otros objetivos, estoy buscando médicos y tratamientos, pero para poder subir la escalera y no agarrarme de la baranda, que es mi realidad (...) Hoy busco un tratamiento para calidad de vida, no busco un tratamiento para jugar París-Bercy o el Australian Open. Y eso es una gran diferencia en mi día a día".

El retiro: "No estoy preparado para el día de después, no sé lo que es. No tengo ni idea de lo que hicieron otros deportistas en esta situación. Desde Buenos Aires al día de hoy me encuentro en el proceso de pensar cómo sería mi vida sin el tenis. Estoy en busca de otras cosas".

Problemas físicos: "Camino, no corro en la cinta, no puedo subir una escalera sin dolor. A Tandil, que son cuatro horas manejando, tengo que parar y estirar las piernas. Esa es la realidad mía, que es dura, es triste, pero trato de no quedarme con eso y mi nuevo desafío es cómo tratar de procesar todo, asimilar lo que me toca y cómo me levanto todos los días para vivir lo mejor posible".

Carlos Alcaraz, Jannik Sinner: “Me hubiera encantado enfrentarme a ellos, pero ahora justo se están formando. Vi el Alcaraz vs Sinner de cuartos del US Open y pensé: ‘Un jugador experimentado o del top los podrían enredar tanto’. Es similar a lo que a mí me ocurría en mis primeros encuentros con Roger Federer. Ellos nunca variaron los golpes. Es parte del aprendizaje, son dos fenómenos”.

El futuro: "Esto (el tenis) no lo voy a cerrar, lo quiero dejar abierto. Después, el tiempo y la vida dirán cómo termina”.

Foto: Getty Images