El potrillo que no estuvo cómodo en la pista pesada y la potranca que cambió su entrenamiento fueron las figuras en el inicio de la Triple Corona

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Irwin lleva tres triunfos en cinco presentaciones y esta Polla de Potrillos (G1) es su mejor conquista.
Irwin lleva tres triunfos en cinco presentaciones y esta Polla de Potrillos (G1) es su mejor conquista.

Por si fuera necesario un rival más en un lote atípicamente reducido, una lluvia torrencial llegó a Palermo minutos antes de correrse este sábado la Polla de Potrillos y el inicio de la Triple Corona sumó un condimento adicional. Con todo pudo Irwin, que fue adelante apenas se abrieron las gateras y defendió la posición hasta el disco para imponerse por dos cuerpos, en la pista pesada. Una hora antes, Carta Embrujada había sido la dominadora en la Polla de Potrancas, con un éxito todavía más sólido, en lo que significó un doblete de Grupo 1 para el equipo del entrenador Juan Franco Saldivia, con la guía de Roberto Pellegatta.

William Pereyra, el jockey que hasta la tarde del viernes no sabía si iba a poder montarlo porque estaba suspendido por una inconducta, aprovechó la habilitación para ganar este clásico por primera vez y también se quedó con dos trofeos de los grandes en la jornada. Antes había vencido con Special Dubai, en el General San Martín. Una curiosidad: se convirtió en el undécimo jinete distinto en obtener la Polla de Potrillos en los últimos once años.

“Al potrillo lo noté extraño desde la salida, tal vez porque lo afectó la pista. Igualmente, la intención era ir al frente. Me presionaron casi todos, pero desde los 400 al disco se fue desprendiendo muy bien”, dijo Pereyra, tras guiar al triunfo al caballo que representa al stud Volver al Futuro, un nombre que remite a aquella saga norteamericana de un muchacho y un científico que viajaban en el tiempo en un auto especial. Esta vez no fue ficción.

Fiel Amigo, que venía de derrotarlo, marcó de cerca a Irwin, al igual que lo hicieron Holi Rimout y Lindo Lío. Los cuatro llegaron a la recta final casi en una misma línea y cuando el líder tomó una ventaja sobre ellos apareció por adentro Storefront, para quedarse con el placé y advertirle que no se podía descuidar. “La tormenta nos jugó una mala pasada aunque no lo crean, pero los caballos respondieron y nos tocó ganar”, señaló Saldivia.

Irwin, con William Pereyra, ganó la Polla de Potrillos y festejó el equipo del stud Volver al Futuro.
Irwin, con William Pereyra, ganó la Polla de Potrillos y festejó el equipo del stud Volver al Futuro.


Irwin, con William Pereyra, ganó la Polla de Potrillos y festejó el equipo del stud Volver al Futuro.

Entre las potrancas, cuando la arena estaba húmeda, Carta Embrujada recuperó la contundencia de sus dos primeras carreras y descolló ante un grupo exigente. Con mayor descanso que sus principales enemigas y una diferente puesta a punto respecto de su anterior presentación, se cobró una amplia revancha sobre Lindalevesolta, que le había quitado el invicto por la cabeza en el Estrellas Juvenile Fillies (G1) y esta vez quedó segunda a nueve cuerpos, tras esforzarse por intentar seguirle la huella de la favorita durante el desarrollo.

La reservada por el haras La Leyenda mostró una actitud más sólida desde el comienzo, corriendo más cerca de lo que lo había hecho en sus intentos anteriores. Antes de terminar la curva, la zaina ya estaba al acecho de la puntera Ciudad de la Furia y en el tramo recto brindó su show, para darle a la cabaña el segundo festejo en la Polla de las hembras. Para Renata y Alberto Stein, la historia se repitió luego de tres años, cuando celebraron con Summer Love después de haber perdido las Estrellas… por la cabeza. Un dejà vú.

“Es una yegua muy ágil. Se puso temprano fácil y siempre venía muy bien, sentí que iba a ser la ganadora en todo momento y por eso no me preocupó que fuera hacia adelante más pronto de lo habitual”, reconoció Juan Carlos Noriega, jinete de la vencedora, cuyo cambio en la preparación resultó un factor determinante. “No la exigimos tanto esta vez, le dimos un entrenamiento más suave. Evidentemente, nos equivocamos con el equipo al afrontar la carrera anterior”, aceptó Saldivia, su cuidador. El Gran Premio Selección (G1-2000m), del 9 de octubre, será la próxima escala.

Carta Embrujada logró su tercera victoria en cuatro carreras y Juan Noriega, su jockey, festejó con su clásico meneo cuartetero de su mano derecha.
Carta Embrujada logró su tercera victoria en cuatro carreras y Juan Noriega, su jockey, festejó con su clásico meneo cuartetero de su mano derecha.


Carta Embrujada logró su tercera victoria en cuatro carreras y Juan Noriega, su jockey, festejó con su clásico meneo cuartetero de su mano derecha.

Previamente, en la pista de césped, el tordillo Special Dubai ganó el Gran Premio General San Martín (G1-2400 metros) en un fantástico duelo con Gran Peten, que lo asedió desde la recta opuesta y con el que luchó todo el derecho cabeza a cabeza. Como en el tango inmortal de Carlos Gardel se definió la prueba que, además, marcó el cierre del Campeonato Oro Verde, un torneo por puntos que, con dos victorias en los tres clásicos que lo conforman, quedó también en poder del único caballo que entrena Roberto Andrés Pellegatta en el campo de Luján en el que vive junto a su esposa Romina y a sus tres hijas, Indiana, Dalila y Milagros.

“Cuando llegó la pandemia y suspendieron las carreras tantos meses, el único propietario que me bancó fue Tuchi, el dueño de Special Dubai. El resto, por diversos motivos dio un paso al costado”, recuerda Pellegatta, que durante muchos años trabajo al lado de su padre del mismo primer nombre. El agradecimiento es con Héctor Liguori, titular del stud Le Fragole. Hubo una transformación en el tordillo desde el inicio del certamen, en julio pasado, cuando quedó tercero de Winter Guest, al que dejó segundo en agosto y tercero en esta oportunidad. “La resistencia la tenía. Entonces, para que tenga más velocidad lo trabajé como si fuera velocista, para correr adelante más firme”, explica.

El tordillo Special Dubai mantuvo la ventaja delante ante el asedio de Gran Peten, en el GP General San Martín (G1).
Hapsa


El tordillo Special Dubai mantuvo la ventaja delante ante el asedio de Gran Peten, en el GP General San Martín (G1). (Hapsa/)

Los resultados están a la vista, concretando este invierno sus dos mejores éxitos en una campaña de cinco festejos. En sus riendas, lo dicho, también estuvo Pereyra: “Cuando entró a la recta parecía que ganaba bien, pero se hizo duro y hubo que trabajar mucho. Se dieron algunos roces propios de la intensidad del final”. Luego de trasponer el disco, el paraguayo Eduardo Ortega Pavón le tendió una mano y lo felicitó, muy lejos de entrar en conflictos, en una imagen opuesta a la que vivió el formoseño en La Plata el jueves, cuando chocó a un rival que lo había vencido con molestias y esa acción le valió una sanción por la que casi se queda sin competir este sábado. Ahora fue todo alegría.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.