Portugal baja el nivel y se pone a la altura de las desdibujadas potencias europeas con miras a Qatar

·2  min de lectura

Emergió una sensación de inestabilidad durante la presente ventana de UEFA Nations League entre las selecciones que esperan llegar con el cartel de candidatas a la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Inglaterra, una de las más sólidas, apenas pudo sumar 2 puntos en tres encuentros; Alemania, en el mismo grupo, cosechó tres empates y, allí, es Italia el líder aunque no estará en la cita ecuménica de finales de año.

Francia se muestra hundida con apenas 2 unidades en su zona, liderada por Dinamarca que igualmente perdió ese síntoma de firmeza con el traspié frente a Croacia.

Bélgica, otra de las más estables, sufrió un duro 4-1 a manos de Países Bajos y también dubitó por estos días para enseñar una señal de alarma. Los neerlandeses, en tanto, fueron quizá de lo más convincente.

En medio de este panorama, la Selección de Portugal asomaba como una de las más interesantes luego de tres presentaciones. Porque le sobran nombres de clase mundial, tiene un juego atrevido, ataca por todas las posiciones en busca de los espacios para hacer daño y se hace cargo del juego sin dejar que el rival se apodere del balón.

Sin embargo, los lusos tuvieron un retroceso con su derrota de este domingo por 1-0 a manos de Suiza en Ginebra, la cual lo llevó a perder el liderazgo en su grupo a expensas de España, otro de renombre al que no le sobra nada.

Es cierto: un gol al minuto de juego complicó su plan de juego y, después, chocó con la muralla defensiva de los helvéticos. No alcanzaron los esfuerzos de André Silva, Rafael Leao y Diogo Jota en la ofensiva ni la participación de sus directores de orquesta, Bruno Fernandes y Bernardo Silva (saltó desde el banco en el complemento).

Para colmo, Cristiano Ronaldo quedó al margen de la convocatoria para adelantar sus vacaciones, por lo cual los de Fernando Santos cedieron peso ofensivo. De todas maneras, vale aclarar, el equipo no había sido dependiente del atacante de Manchester United en sus anteriores juegos, por lo que esperaban vulnerar a los suizos con sus armas.

La superioridad en la posesión (57,6%) y el total de disparos (20 a 5) favorecieron a los lusos, aunque en el fútbol muchas veces no es suficiente. Se necesita un nivel más en términos de solidez para redondear una actuación positiva. Y, en este contexto, para perfilarse como una consistente favorita con miras al Mundial de Qatar, el torneo al que todos aspiran, pero que en Europa, en esta oportunidad, ninguno dio la talla. Les queda una última ventana en septiembre para demostrarlo.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.