Por qué los Cavaliers ya no necesitan a LeBron James para ilusionarse

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·Periodista
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
CLEVELAND, OHIO - Dean Wade #32 Evan Mobley #4 y Darius Garland #10 de los Cleveland Cavaliers celebran duriante las presentaciones de los jugadores previo al partido ante los Milwaukee Bucks en el  Rocket Mortgage Fieldhouse el 26 de enero de 2022 en Cleveland, Ohio. (Foto de Jason Miller/Getty Images)
CLEVELAND, OHIO - Dean Wade #32 Evan Mobley #4 y Darius Garland #10 de los Cleveland Cavaliers celebran duriante las presentaciones de los jugadores previo al partido ante los Milwaukee Bucks en el Rocket Mortgage Fieldhouse el 26 de enero de 2022 en Cleveland, Ohio. (Foto de Jason Miller/Getty Images)

Los Cleveland Cavaliers parecen estar viviendo una nueva e inesperada etapa, relacionada con el éxito y la esperanza, ya sin el anhelo de tener de nuevo al más grande jugador que haya pasado por sus filas, LeBron James, a tres años de haberse marchado a emprender una nueva aventura con Los Angeles Lakers.

Al corte del viernes 28 de enero, los Cavs tienen un récord de 30-19, se hallan a medio juego de los Chicago Bulls y a 1.5 juegos del Miami Heat, con la tercera mejor marca de la Conferencia del Este, una posición en la que ni siquiera los aficionados más optimistas de la norteña ciudad del estado de Ohio se habrían imaginado. Todo esto sin tener tampoco a grandes estrellas en su roster.

Incluso los Cavaliers están por encima de los Brooklyn Nets, el equipo que se perfilaba a arrasar con el Este, conjuntando a tres estrellas del calibre de Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving.

CLEVELAND, OHIO - Cedi Osman #16 de los Cleveland Cavaliers conduce el balón ante Pat Connaughton #24 de los Milwaukee Bucks en el segundo cuarto del partido en el Rocket Mortgage Fieldhouse el 26 de enero de 2022 en Cleveland, Ohio. (Foto por Jason Miller/Getty Images)
CLEVELAND, OHIO - Cedi Osman #16 de los Cleveland Cavaliers conduce el balón ante Pat Connaughton #24 de los Milwaukee Bucks en el segundo cuarto del partido en el Rocket Mortgage Fieldhouse el 26 de enero de 2022 en Cleveland, Ohio. (Foto por Jason Miller/Getty Images)

El pasado miércoles, los Cavaliers derrotaron 115-99 a los campeones defensores de la NBA, los Milwaukee Bucks, con una gran actuación de Kevin Love, el veterano delantero-poste quien anotó 25 puntos, haciendo recordar sus mejores años en la liga, además de que el equipo encestó 19 triples para concretar el triunfo, dejando claro que el buen paso no es una casualidad.

"Este no es el equipo de Cleveland que conocimos en los años recientes", dijo el delantero estrella y MVP de la NBA, el griego Giannis Antetokounmpo, de los Bucks, tras el juego del miércoles. "Ellos tienen un buen equipo y los tenemos que respetar más. Son un equipo de playoff y están peleando por el título ellos mismos".

Desde que se marchó LeBron, en la temporada 2018-19, Cleveland acumuló una marca combinada de 60-159 en los últimos tres años, apilando desazón, frustración y esa inevitable sensación de 'aquí vamos de nuevo'. De acuerdo con las predicciones en Las Vegas para los Cavaliers, acerca del potencial número de ganados para 2021-22, los números oscilaban entre 27 y 28, una cantidad que parecía justa.

El veterano guardia español, Ricky Rubio, y el delantero finlandés Lauri Markkanen, fueron sus dos principales refuerzos de cara a la presente temporada, es decir, ningún jugador que resultara extremadamente llamativo. Para ampliar el contexto.

Junio 8 2018, Cleveland, OH, EEUU. El delantero de los Cleveland Cavaliers LeBron James (23) intenta pasar el balón ante el jugador de los Golden State Warriors Stephen Curry (30) en el Juego 4 de las FInales NBA de 2018 NBA Finals en Quicken Loans Arena. Ken Blaze-USA TODAY Sports
Junio 8 2018, Cleveland, OH, EEUU. El delantero de los Cleveland Cavaliers LeBron James (23) intenta pasar el balón ante el jugador de los Golden State Warriors Stephen Curry (30) en el Juego 4 de las FInales NBA de 2018 NBA Finals en Quicken Loans Arena. Ken Blaze-USA TODAY Sports

Es más, al remontarse a la última ocasión en la que esta franquicia se metió a la postemporada sin LeBron, habría que ir a los libros de 1998, cuando jugadores como Wesley Person, Brevin Knight y Shawn Kemp ayudaron a esa causa en aquel entonces, aunque en la primera ronda de esos playoffs fueron eliminados.

Esta temporada, a pesar de las lesiones, como la de Rubio, quien se perderá lo que resta de la campaña por una rotura de ligamentos en su rodilla, la de Collin Sexton quien ha estado ausente gran parte de la temporada con una lesión de meniscos e incluso la del propio Markkanen con dos semanas fuera por una torcedura de tobillo, Cleveland tiene un diferencial de 4.9 puntos, el mejor del Este.

"Se trata de quiénes somos", dijo el miércoles JB Bickerstaff, entrenador principal de los Cavaliers. "Aceptamos todos los retos, no rehuimos de nadie, no nos doblegamos. Siempre le competimos a todos con lo mejor que tenemos".

Después de que los dos años previos Cleveland tuviera la peor defensa de la liga y la número 29 en 2020-21, el cambio ha sido radical, pues en 2021-22 el equipo ostenta la tercera mejor defensiva de la NBA. Evan Mobley y Jarrett Allen son las dos principales razones para ese cambio fundamental, dos jugadores jóvenes, altos y atléticos, quienes ayudan a que los Cavs permitan solo el 58.2 por ciento de los intentos de los rivales en la pintura, la mejor efectividad a ese respecto en la NBA.

En su tercera temporada en la liga, Darius Garland está probando ser quien asuma el rol de líder a largo plazo. Tan solo en 2021-22 con 19.7 puntos y 8.2 asistencias por juego, con lo que encabeza ofensivamente al equipo, números que (promedio de 19 puntos y 8 asistencias por cotejo) estrellas del calibre de Luka Doncic, James Harden y Trae Young producen esta campaña.

Después de la marcha de LeBron, Kevin Love había sido un jugador que estaba dando solo una sensación, que era la de estar cobrando un alto salario a cambio de jugar algunos partidos y no con el máximo esfuerzo, luego de firmar un pacto con Cleveland por 120 millones y cuatro temporadas en 2020.

Sin embargo, en 2021-22, en un nuevo rol, saliendo desde la banca, Love parece haber reencontrado el amor por el juego, promediando 14.2 puntos por juego y teniendo noches como la del miércoles ante Milwaukee, en la que se despachó con 25 puntos, incluso siendo considerado para adjudicarse el nombramiento de Sexto Mejor Hombre (mejor suplente) de la NBA.

Kevin Love (0) de los Cleveland Cavaliers bota el balón ente el jugador de los New York Knicks Julius Randle (30) en la primera mitad de un juego de la NBA, el lunes 24 de enero de 2022, en Cleveland. (AP Foto/Tony Dejak)
Kevin Love (0) de los Cleveland Cavaliers bota el balón ente el jugador de los New York Knicks Julius Randle (30) en la primera mitad de un juego de la NBA, el lunes 24 de enero de 2022, en Cleveland. (AP Foto/Tony Dejak)

“Creemos que si jugamos duro y nos mantenemos fieles a nuestro sistema, podemos vencer a cualquiera”, dijo Love, cinco veces elegido al All-Star. “Solo quiero poner a un lado lo que tenemos ahora y quedarme con hambre”.

Es cierto que a la temporada 2021-22 todavía le queda mucha cuerda y que se espera que los equipos que puntean el Este como Miami o Chicago puedan verse agresivos en la fecha límite de canjes para reforzar sus rosters de cara a los playoffs y llegar vitaminados a la postemporada, pero los Cavaliers han dejado claro que quienes los vean por encima del hombro, estarán cometiendo un error, incluso si no está LeBron James en sus filas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Criminales arrollan a un policía tras una persecución en Tijuana

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.