'Pony' Ruiz, la leyenda de la Liga MX a la que Luka Modric le "copió" su magistral pase

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Pony Ruiz marcó una era en el futbol mexicano. (Reuters)
Pony Ruiz marcó una era en el futbol mexicano. (Reuters)

Rodrigo 'Pony' Ruiz reencarnó en Luka Modric. El talentoso volante chileno que desperdigó magia en los campos del futbol mexicano volvió a la mesa de conversación tras el deslumbrante pase de tres dedos fabricado por su colega croata. Y no podía ser de otra forma: el sensacional gesto de Modric evocó las tardes mágicas en las que Ruíz deleitaba a propios y extraños con su refinado estilo de juego.

Han pasado ya diez años desde su retiro, pero la memoria es justa con quien supo interpretar el futbol con un sentido del servicio que los ególatras del gol nunca entenderán. Para Rodrigo Patricio Ruiz de Barbieri nada era más importante que ayudar al compañero. El lucimiento ajeno era su misión. Así lo demostró desde que llegó al futbol mexicano con el Puebla en 1994. En Chile su nombre no salió del anonimato, pues apenas jugó un par de años en Unión Española, pero en suelo azteca edificó una carrera a la altura de los más grandes.

Quizá le faltó jugar en un equipo mediático, al estilo de América o Cruz Azul; sin embargo, sus magistrales pases excedían la preferencia de los colores: a todos los aficionados les gustaba ver jugar al Pony. En Toros Neza, equipo de culto en el balompié azteca, Ruiz se convirtió en referente. El colorido equipo barrial encontró a un estilista del juego que encajó a la perfección con la doctrina anarquista de la pandilla liderada por el Turco Mohamed.

Pero su lugar en el mundo estaba en otro lugar. Muy al norte del país. En Santos Laguna, Ruiz se consagró como un elegido. Lo hizo en sintonía con Jared Borgetti, el socio perfecto para esos trazos precisos que nacían de su botín diestro. En el desierto de Torreón, el Pony se convirtió en un auténtico potro. Cada pase era impecable y evidenciaba la clarividencia patronal de Ruiz: veía goles hechos donde otros solo veían espacios sin sentido. Ganó el campeonato en el Verano 2001 y llenó de goles a Borgetti. Durante seis años como lagunero, el andino siempre aspiró a la brutalidad: consiguió un total de 116 pases para gol.

Los números ilustran pero hacen poca justicia. Cada asistencia era especial. Bien podía ser un pase de tres dedos milimétrico o un bombón de parte interna. La finalidad era una: convertir al colega de turno en goleador, pero el proceso siempre tenía el aderezo especial del genio chileno. En ocho torneos fue el mejor pasador de la Liga. No ganó tantos títulos como su maestría lo ameritaba. Poco importó: él vivía el futbol semana a semana, porque cada partido representaba la oportunidad de pintar sobre el lienzo.

Sus últimos años los pasó en clubes deprimidos que no tenían otra aspiración que salvar el pellejo. Estudiantes Tecos y Veracruz pudieron presumir a Rodrigo Ruiz en sus filas. Y él, como el profesional que siempre fue, no escatimó ni esfuerzo ni talento para rescatar a los suyos del abismo. En esos contextos se mide a los líderes, cuando no hay recompensa visible y el infierno quema los talones día con día.

El efímero regreso a Santos, en 2010, apenas hizo un poco de justicia para la carrera de este maestro del balón, que padeció la quema del descenso en carne propia: perdió la categoría con Estudiantes en 2012. El adiós no correspondió a las clases que supo brindar en el verde césped. Para entender la magnitud de su cátedra basta imaginar que un pase de Luka Modric en la Champions League es capaz de traerlo a la memoria. Porque su magia vive eternamente en la retina de los privilegiados que lo vieron amasar el balón.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Indigna viacrucis de pacientes en clínicas del IMSS por elevadores sin servicio

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.