Polonia-Chile cambiará de estadio por problemas en el techo

Cracovia (Polonia) 14 nov (EFE).- El ministro polaco de Deportes, Kamil Bortniczuk, confirmó este lunes que el amistoso de este miércoles de la selección polaca contra Chile, el último antes de viajar a Catar, no podrá jugarse en el Estadio Nacional de Varsovia debido a los problemas detectados en el techo del edificio.

Según explicó Bortniczuk, se trata de una grieta provocada por "un defecto en la estructura de cables de acero que coronan la parte superior" del estadio, y al comparar el tamaño de la fisura se ha comprobado que el problema "ha empeorado rápidamente".

Como consecuencia de ello, el partido se jugará en el estadio del Legia, que tiene una capacidad de 31.800 asientos en lugar de los 58.000 del Nacional.

El ministro indicó que a finales del año pasado caducó la garantía ofrecida por los fabricantes de esa parte del edificio, la alemana SBP y la italiana Cimolai, cuyos técnicos fueron consultados antes de tomar la decisión de no usar el estadio.

Hace poco más de diez años que el Estadio Nacional, el mayor de Polonia, fue construido para alojar algunos encuentros de la Eurocopa 2012 que Polonia organizó conjuntamente con Ucrania.

Poco después, un partido contra Inglaterra clasificatorio para el Mundial se tuvo que suspender cuando el terreno de juego quedó completamente inundado tras un día de lluvias torrenciales.

Durante la última década, el emblemático edificio ha servido para acoger múltiples eventos, conciertos e incluso se convirtió en hospital para 500 enfermos del covid-19 durante la pandemia.

Algunos miembros del Gobierno polaco han acusado a Donald Tusk, presidente del Gobierno en el momento de la construcción del estadio, de haber gastado "en una porquería" los 430 millones de euros que costó levantar el edificio.

Uno de los arquitectos del estadio, Mariusz Rutz, aseguró hace pocos días que la zona afectada se diseñó para soportar cargas cuatro veces mayores a las que soporta, por lo que en su opinión "habrá fallos de construcción" en los tres cables de acero que se apoyan en cada esquina" del edificio y se unen en una estructura central del tamaño de un automóvil.

(c) Agencia EFE