Polémico triunfo

Arturo Sanguino

CIUDAD DE MÉXICO, enero 9 (EL UNIVERSAL).- Los Pumas dieron a su afición la primera alegría en el Clausura 2023, tras remontar a los Bravos de Juárez (2-1) en el estadio Olímpico Universitario.

Rafael Puente del Río inició su etapa en el banquillo auriazul con una victoria, que se concretó gracias a Eduardo Salvio, Juan Ignacio Dinenno y Dani Alves.

Aunque los Bravos se fueron arriba en el marcador gracias a Alan Medina (29'), jugada que exhibió las carencias defensivas de los auriazules, quedarse con un hombre menos [por la expulsión de Gabriel Fernández (40')] les costó el partido.

Alves por primera vez fue suplente en México. Entró en el segundo tiempo para darle otra cara al ataque puma. Desde la lateral derecha, brindó asistencias a sus compañeros.

Salvio (77') fue el primero en hacer válido un pase filtrado del brasileño, quien dejó al argentino mano a mano contra el arquero Alfredo Talavera, al que venció con un disparo que pasó entre sus piernas (1-1).

Los locales no se conformaron, siguieron presionando y de nueva cuenta Alves apareció con otro pase filtrado para Salvio, quien fue derribado por Talavera. Tras revisar la jugada en el VAR, el árbitro Óscar Macías le quitó la tarjeta amarilla al 10 de los Pumas, marcó penalti y Dinenno (84’) concretó la victoria.

Jugada polémica, ya que nunca quedó claro si el arquero visitante tocó al adversario.

El resultado cambió la perspectiva de la afición auriazul, que al inicio del juego abucheó a Puente, pero con el silbatazo final lo acompañó con el tradicional e infaltable "¡Goya!".