Polémicas en Lanús - Boca: un penal no sancionado, el insólito golpe por el que Zambrano debió ser expulsado, y más bajas por lesión

·3  min de lectura
El penal de Troyansky que Tello no sancionó ni tampoco llegó aviso desde el VAR
El penal de Troyansky que Tello no sancionó ni tampoco llegó aviso desde el VAR

Boca ganó y es el único líder de la Liga Profesional. Y aunque fue un partido discreto y con pocas emociones, el 1 a 0 ante Lanús dejó varias jugadas polémicas, que pudieron haber alterado el desarrollo del partido.

La más evidente de todas fue una acción que debió terminar en penal para Boca. A los 20 minutos del segundo tiempo, Frank Fabra se metió en el área y parecía que se quedaba con el balón. Pero entonces, y con total intención, Franco Troyansky frenó el balón con el codo izquierdo dentro del área. Sorpresivamente, ni el árbitro Facundo Tello ni el VAR lo cobraron.

En la vereda opuesta, y más cerca del final, otra acción que generó discusión fue la que tuvo a Carlos Zambrano como protagonista. El peruano, ya con la pelota lejos de la acción, le dio un golpe directo a Franco Orozco. El árbitro Tello le sacó tarjeta amarilla. Pero correspondía que el VAR convocara al árbitro y le indicara la expulsión por juego brusco. Nada pasó. No es algo nuevo. El zaguero hace jugadas de este estilo con cierta frecuencia, algo que lo hace caminar por la cornisa de la roja.

Por esa jugada, el peruano recibió una amonestación, que lo libera del partido del lunes contra Huracán y puede irse antes con su selección.

Por otro lado, dos hombres de Boca terminaron el partido muy doloridos. Nicolás Figal sufrió un esguince de rodilla (derecha), mientras que Norberto Briasco tuvo un esguince de tobillo izquierdo (el operado había sido el derecho). Ante estas bajas, será un problema para Hugo Ibarra conformar la zaga central del próximo lunes, ante Huracán. Si Figal no se recupera, y con Zambrano suspendido, habrá que esperar también cuál será la suspensión para Rojo, expulsado contra River. Un detalle: ante la lesión de Figal, fue Alan Varela el que terminó jugando como segundo central.

Por último, una acción muy curiosa se dio un instante después del gol de Boca. Porque mientras Agustín Rossi celebraba a la distancia el tanto de Benedetto, Lanús sacó rápido del medio y estuvo a centímetros de empatarlo, con un remate desde la mitad de la cancha. Fue una acción que ni siquiera las cámaras de TV lograron captar durante la transmisión. De haber acertado al arco, hubiera sido un blooper.

El encuentro fue trabado y con escasas situaciones de real peligro. De todas maneras, Boca pudo quedarse con los tres puntos, acumular 15 de 15 en los últimos 5 partidos y treparse a lo más alto de la tabla de posiciones.

Hugo Ibarra, en conferencia de prensa, destacó y evaluó: “El partido que jugamos el domingo fue de un desgaste emocional y físico enorme. Confío en el plantel que tengo. Puse lo mejor que tenía para encarar este encuentro. En el segundo tiempo hicimos los cambios correspondientes y llegó la victoria”.