Polémica en la NFL. El fútbol americano acorrala a los jugadores antivacunas y aplica multas de más de US$ 50.000

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El entrenador Kevin Stefanski habla con sus dirigidos en Cleveland Browns; la NFL dispuso regímenes diferentes para los jugadores según están vacunados o no.
El entrenador Kevin Stefanski habla con sus dirigidos en Cleveland Browns; la NFL dispuso regímenes diferentes para los jugadores según están vacunados o no.

De a poco, la pandemia en el mundo va cediendo y gran parte de la solución es la vacunación. En Estados Unidos, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informó que 99,5% del total de las muertes por Covid-19 en los últimos seis meses se dio en personas no vacunadas y 97% del conjunto de pacientes que ingresa a los hospitales no está inoculado. Y la tasa de vacunación completa en el país es de 51%, a pesar de tratarse de una de las naciones que más dosis disponibles tienen; la explicación es que buena parte de la población se opone a las vacunas. Este problema llegó a uno de sus deportes más populares, cuya National Football League (NFL) es la competencia deportiva más importante del país, por ser la que más simpatizantes reúne y la que más ingresos económicos tiene.

La temporada de futbol americano comenzará el jueves 9 de septiembre y la liga quiere acelerar el proceso de vacunación de los jugadores para que estén disponibles. Ideó un estricto protocolo tanto para los vacunados como para los no vacunados. Los que tengan la inoculación entera podrán ingresar a las instalaciones sin tapabocas, no serán testeados diariamente ni deberán hacer cuarentena en caso de ser contactos estrechos (podrán volver a sus actividades tras dos resultados negativos en 24 horas) y podrán realizar acciones publicitarias (algo que en la temporada pasada estaba prohibido). Aquéllos que no estén completamente vacunados serán examinados todos los días, deberán utilizar barbijos, no podrán compartir con sus compañeros las zonas comunes (como los vestuarios) y deberán cumplir cuarentenas de 10 días en caso de ser contactos estrechos. Unos podrán volver a experimentar la vida “prepandemia” y otros deberán vivir en una “burbuja individual”, al igual que en la temporada 2020/2021. En caso de incumplir las normativas del protocolo recibirán multas de unos 50.000 dólares en adelante.

El comisionado Roger Goodell es muy estricto: franquicia que no se presenta a un partido por un brote de Covid-19, franquicia que pierde el encuentro y afronta los reembolsos por las pérdidas económicas.
Archivo


El comisionado Roger Goodell es muy estricto: franquicia que no se presenta a un partido por un brote de Covid-19, franquicia que pierde el encuentro y afronta los reembolsos por las pérdidas económicas. (Archivo /)

Roger Goodell, el comisionado de la NFL, enfatizó que no planea reprogramar partidos a causa de un brote de Covid-19 en un equipo, como si pasó en el último campeonato. El conjunto afectado perderá los compromisos en cuestión y no tendrá las mismas consideraciones con miras al draft (proceso de selección de jugadores novatos, por turnos) del próximo año. Además, la franquicia que sufra el brote tendrá que cubrir las pérdidas financieras del partido no jugado, como el reembolso de entradas y el incumplimiento de un acuerdo de televisación. Esto es importante también para los jugadores, ya que en caso de que se suspenda un encuentro no cobrarán su salario semanal y en la eventualidad de gozar por contrato de bonificaciones por encuentros afrontados no las cobrarían.

Cole Beasley, de Buffalo Bills, levantó polvareda al anunciar su determinación de no inmunizarse contra la Covid-19.
Timothy T Ludwig


Cole Beasley, de Buffalo Bills, levantó polvareda al anunciar su determinación de no inmunizarse contra la Covid-19. (Timothy T Ludwig/)

Varios protagonistas de la NFL se pronunciaron en contra de tan estricto protocolo. Uno de los que manifestaron públicamente su intención de no vacunarse es Cole Beasley, receptor abierto de Buffalo Bills, que en Twitter posteó este mensaje: “¡Hola, soy Cole Beasley y no estoy vacunado! Voy a estar haciendo lo que hago. Si tenés miedo de mí, entonces alejate o vacunate. Puedo morir de Covid, pero moriría viviendo de verdad. Múltenme si quieren. Mi forma de vida y mis valores son más importantes para mí que un dólar. Voy a jugar gratis este año para vivir la vida como lo he hecho desde el día uno”. Tras esa publicación llovieron críticas tanto de hinchas como de compañeros, por ejemplo, Jerry Hughes, un veterano de 11 temporadas con el que tuvo un acalorado debate en la red social. Luego Beasley salió a aclarar: “No soy pro ni antivacunas. Soy proelección”, sostuvo, y criticó a Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA) argumentando que ésta no daba la información correcta a sus afiliados.

Por las declaraciones de Beasley se inició un debate en la NFL y muchos jugadores, entrenadores y leyendas salieron a respaldar el plan de vacunación de la liga. Una de ellas es Michael Irvin, histórico receptor abierto de Dallas Cowboys, miembro del Salón de la Fama y personalidad recurrente en los medios. Antes del campamento de entrenamiento, el tres veces campeón del Super Bowl fue consultado sobre la situación sanitaria de Dallas: “No ser uno de esos equipos que superaron la marca de 85% de vacunación [la mínima requerida por la NFL] quiere decir que para muchas personas de este equipo hay cosas más importantes que ganar campeonatos, y eso me preocupa”, afirmó.

Otra situación polémica es la de Kirk Cousins, mariscal de campo de Minnesota Vikings. El 2 de agosto fue puesto en la reserva de Covid-19 por ser contacto estrecho y se perdió una semana del campamento de entrenamientos. Una vez disponible nuevamente, anunció ante la prensa que no se vacunaría, y el hospital Holland, de Michigan, su ciudad natal, anunció que Cousins dejaba de ser su cara visible y su vocero. En un comunicado, la gerencia del complejo sanitario dijo que quienes hablaran y realizaran acciones con el hospital debían estar alineados con su posición sanitaria.

Kirk Cousins, de Minnesota Vikings, anunció que no piensa vacunarse y un hospital dejó de considerarlo su cara visible y su vocero.
DAVID BERDING


Kirk Cousins, de Minnesota Vikings, anunció que no piensa vacunarse y un hospital dejó de considerarlo su cara visible y su vocero. (DAVID BERDING/)

Una situación particular está viviendo Ron Rivera, el entrenador principal de Washington. El año pasado, a Rivera se le diagnosticó un cáncer en un ganglio linfático y el tratamiento incluía quimioterapia, pero pese a eso estuvo con el equipo toda la temporada. Ello y su edad (59 años), casi de grupo de riesgo, lo hicieron un paciente vulnerable. Rivera alentó a sus jugadores a vacunarse: antes del período de entrenamientos, en la temporada baja, su equipo era uno de los más atrasados en porcentaje de vacunación, y el preparador decidió llevar a un especialista para que mostrara a sus dirigidos lo importante que era la inoculación. Rivera cree que hay mucha desinformación acerca de las vacunas y que ella es responsable de que haya tanta gente que rechaza ser inmunizada. Ahora, a dos semanas de la etapa regular del certamen, el plantel está mayoritariamente vacunado merced a la tarea de Rivera, algunos de cuyos pupilos ignoraban qué era la variante Delta.

La National Football League completó exitosamente su temporada 2020/2021, cuando había más incertidumbre sobre el comportamiento del virus; ahora se pone firme ante quienes eligen no vacunarse.
La National Football League completó exitosamente su temporada 2020/2021, cuando había más incertidumbre sobre el comportamiento del virus; ahora se pone firme ante quienes eligen no vacunarse.


La National Football League completó exitosamente su temporada 2020/2021, cuando había más incertidumbre sobre el comportamiento del virus; ahora se pone firme ante quienes eligen no vacunarse.

La NFL ha luchado contra la Covid-19 como pocas ligas en el mundo, pese a que logró llevar a cabo su temporada 2020/2021. La completó casi sin aficionados en las tribunas, y una vez que terminó, ofreció sus estadios como centros de vacunación. El 11 de agosto informó que 91,7% del total de sus deportistas había recibido al menos una dosis y que 15 de sus 32 equipos tenían vacunado más de 95% de sus integrantes y otros 10 conjuntos registraban un 90%. En las últimas horas, Atlanta Falcons publicó que está vacunado el 100% de su plantel. A su vez, Las Vegas Raiders anunció que pedirán a todos los simpatizantes que quieran asistir a su nuevo estadio, Allegiant, su carnet de vacunación contra el coronavirus, mientras que New Orleans Saints requerirá a todas los espectadores no vacunados un resultado negativo de PCR.

Al Allegiant, el nuevo estadio de Las Vegas Raiders, no podrán asistir espectadores que no están inoculados contra el coronavirus.
Archivo


Al Allegiant, el nuevo estadio de Las Vegas Raiders, no podrán asistir espectadores que no están inoculados contra el coronavirus. (Archivo /)

El mensaje de la NFL, sea como organización o conjunto de franquicias, es contundente: “Vacunate”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.