Pobladores documentan que continúa la fuga de amoníaco de ducto

JUCHITÁN, Oax., diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- La presidenta municipal de Matías Romero, Obdulia García López (Morena), sigue retenida en la comunidad de Donají, donde pasó una noche fría, envuelta con una cobija y dormitó sobre una silla de plástico en el salón de eventos, al igual que un funcionario de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Las autoridades de los tres niveles de gobierno fueron retenidas desde el mediodía de este miércoles, por pobladores de Donají afectados por la fuga de amoniaco en ductos de la petrolera que atraviesan el Istmo de Tehuantepec y hoy cumple 20 días desde que se detectó, lo que impide normalizar las actividades cotidianas en esa comunidad de la zona norte de la región.

El agente municipal de Donají, Rafael Castillejos Fuentes, quien también está retenido en la población, explicó que los afectados por la fuga de amoniaco exigen la instalación de una mesa de diálogo con Pemex y el gobierno de Oaxaca, lo más pronto posible.

Sin embargo, añadió la autoridad de Donají, la exigencia prioritaria de la población es que el personal técnico de Pemex controle la fuga de amoniaco, que, aunque en menor intensidad como se aprecia en varios videos, se resiente en la población.

Los pobladores, recordó Castillejos Fuentes, están muy molestos porque en dos ocasiones Pemex les dijo que la fuga estaba controlada, lo cual, según han documentado, es falso, porque ayer, mientras se desarrollaba la asamblea con Pemex para conocer las peticiones de Donají, volvió a sentirse el olor a amoniaco.

A las ocho de la mañana de este jueves, una comisión de los pobladores de Donají documentó en un nuevo video, tomado en el punto de la fuga, cómo el desfogue del combustible no sólo continúa sino que es mayor que el que se registraba ayer. En la grabación en poder de EL UNIVERSAL se observa cómo el personal de Pemex batalla para sellar el ducto corroído.

Una vez que el ducto sea reparado y la fuga esté controlada, los pobladores de Donají van a pedirle a la empresa petrolera que revise las condiciones de todos sus ductos que atraviesa la zona transportando petróleo crudo, gasolinas y amoniaco, desde Veracruz, a Salina Cruz, Oaxaca.

Fuentes del gobierno oaxaqueño informaron que para el próximo jueves 5 de enero llegará a la capital oaxaqueña el director general Pemex Logística, que ofrece los servicios de transporte de hidrocarburos, para escuchar los reclamos de cambio de los ductos petroleros.

Ante esta situación, el agente municipal de Donají pidió a las autoridades del gobierno de Oaxaca y de Pemex que apresuren su respuesta antes de que la población adopte, en su desesperación y molestia por el descontrol en la fuga de amoniaco, otras acciones que agraven el conflicto.

Los pobladores demandan además que la empresa petrolera pague los daños sociales y ambientales que dejado la fuga en las comunidades, ya que por la fuga de amoniaco la gente dejó sus labores para refugiarse en los albergues de Palomares.