Piqué: “En algún momento me apetecerá ser presidente del Barça”

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

No hay duda de que Gerard Piqué dio una de las grandes noticias previo al inicio del Mundial de Qatar 2022. Lejos de las polémicas y sus asuntos personales, la decisión de retirarse como profesional en plena competición dejó a más de uno con la boca abierta.

“Son muchas razones que uno va pensando a medida que pasa la temporada. Tuve una reunión con Xavi en la que me transmitió que lo tendría difícil. Yo quería intentarlo porque venía de una temporada buena. Las sensaciones desde el inicio de la temporada no fueron las mejores y vi que el parón era una buena oportunidad para tomar una decisión”, dijo en entrada en una charla con Ibai Llanos.

De hecho, en el diálogo que sostuvo con el reconocido influenciador el ya exdefensor de Barcelona habló además de la posibilidad que tiene de disputar el Mundial al estar en la preselección de Luis Enrique, la supuesta chance que tuvo de fichar por Atlético de Madrid y el deseo que tiene de ser algún día el presidente del cuadro catalán.

¿Futuro dirigente?: “En algún momento seguro que me apetecerá ser presidente del Barça. Ahora mismo no lo tengo en la cabeza. Tengo ganas de hacer otras cosas. Tener la libertad de no estar cada día entrenando ni los fines de semana jugando me permitirá centrarme. Veremos en un futuro, pero me gustaría explotar todo el potencial que tiene el club de mi vida”.

Las razones del retiro: “El hecho de que hubiera lesiones en mi posición hizo que retrasase esto porque me hubiera ido antes. Ante el Elche y el Valladolid no jugué y me sentía desubicado. Las sensaciones no eran buenas. Estuve a punto de decir se acabó. No por dolores. Yo voy de sensaciones y no sentía que era mi sitio. Me fijé el parón del Mundial como fecha límite. Tomé la decisión ahí de dejarlo”.

¿Pudo ir al Atlético?: “El que creó esa noticia es que no tiene ni puta idea. ¿Yo entrenando para Simeone? No sé si hubiera jugado, pero es que es inviable porque ya dije que no vestiría la camiseta de otro equipo. Pero es que justamente el Atlético de Madrid, un equipo que pueda jugar el balón desde atrás como el Betis… es que me hizo gracia”.

El homenaje: “Fue espectacular. No me esperaba lo que pasó. La despedida, y se lo he dicho a mi gente, no le daba la importancia que tenía porque lo agradezco. Porque ves lo que la gente te aprecia. No me gusta despedirme. Y también considero que no es una despedida. Sucedió así y me fui muy feliz. Y creo que, en este año, La Liga estamos ahí”.

Mundial de Qatar: “Es lo que dicen. Yo no he hablado con nadie y depende de la FEF. Hay quienes lo publican y los que no. No sé cuándo sale la lista, la verdad. No sé cómo funciona. Es que no sé ni qué día lo comenta. No he pensado en ello. Me he dedicado a despedirme”.

Sergio Ramos: “En esto, cualquier opinión que dé va a tener un impacto y esto es personal, y del seleccionador. Todo el mundo quiere influenciar y a Luis Enrique no lo influencias ni cagando. Pero no es nuestro rol. Me encantó lo de Sergio (su despedida). Le quiero escribir y cuando lo haga quiero hacerlo al Churu (Ramos).

Las polémicas: “Si el As o el Marca hacen una portada conmigo, me lo hacen pasar bien. Si me necesitan para vender periódicos, es divertido. Es parte del show. Desde que entras por el parking del Camp Nou hasta que sales. Eres un actor del show. Pero parte de este show es que tienes que rendir en el campo”.

Las nuevas generaciones: "A la gente hoy le gusta más lo que pasa fuera del que campo que lo de dentro. Es una realidad que los niños no ven los 90 minutos de un partido. Se ponen a mirar el móvil con Instagram, TikTok, miran dos minutos de partido y se van a otra cosa. La gente consume más el mercado de fichajes que el propio producto en sí".

Posibilidades en otros clubes: “Nunca he valorado irme porque mi equipo era el Barça y si con 28 años me hubiesen dicho en el Barça que no me renovaban no hubiera ido a ningún sitio. Yo ya me había ido una vez, al United y al Zaragoza. Cuando me fui del United al Barça, con 21 años, la Juve me ofrecía más. Y, con 17 años, el United me ofrecía mucho más y al Barça le dije: por un tercio, yo me quiero quedar. En un 99%, no jugaré en el Andorra”.

Foto: Getty Images