"El Piojo" quiere crecerse y marcar diferencia

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- "El Piojito" se llama Roberto Carlos Alvarado.

Era el galán de Salamanca. Bueno, no el galán, pero sí el que mejor jugaba.

No era muy alto, pero sí veloz, y le pusieron "Piojo" por su admiración a Claudio López, el argentino que hizo época con el Valencia y también en el América.

Un buen día, le dijeron: "Estás para irte a Europa", y se fue, a probarse al Manchester City, pero no se halló y regresó a su ciudad; de ahí, se fue a jugar al Celaya.

Y ahí comenzó a llamar mucho más la atención de propios y extraños. Brincó rápidamente al Necaxa, donde fue campeón de Copa MX, y de ahí pasó al Cruz Azul, donde fue monarca de Liga MX.

En el inter, se ganó sus llamados a la Selección Mexicana, colgándose una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y aferrándose a acudir a la Copa del Mundo Qatar 2022.

No todo ha sido sencillo para "El Piojito". Fuera de la cancha tuvo que ajustarse a los pocos recursos de su familia, que hacían complicado el apoyo para que triunfara en el futbol.

Después, ya como jugador profesional, vivió tragedias junto con su esposa, de las que nunca se quiere tener, pero de las que hay que levantarse con gallardía y fe.

"El Piojito" sigue siendo el mismo chico risueño que corría por las calles de Salamanca, sigue siendo ese soñador que fue a Inglaterra, sigue siendo el luchador que debutó en Necaxa, que fue campeón con el Cruz Azul y busca brillar con las Chivas.

Ese "Piojito" va que vuela para grande.

Perfil

Fue de los últimos en subirse al barco tricolor que irá al Mundial.

Edad: 24 años.

Club: Guadalajara.

Posición: Delantero.

Juegos en el Tri: 31.