La persona que cruzó desde Corea del Sur al Norte es un desertor norcoreano

·2  min de lectura

Seúl, 3 ene (EFE).- La persona que cruzó la militarizada frontera entre las dos Coreas para llegar al Norte este fin de semana ha sido identificado como un desertor que llegó recientemente al Sur empleando la misma ruta y el mismo método, adelantó la agencia de noticias Yonhap.

El hombre es un desertor en la treintena que llegó al Sur cruzando a pie la frontera a principio de febrero de 2020, explicó a Yonhap un representante del Ministerio de Defensa Nacional surcoreano que pidió el anonimato.

Después de que el hombre lograra atravesar el sábado la Línea de Demarcación Militar (MDL), que divide en dos la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa ambas Coreas, las autoridades sospecharon que podía tratarse de un desertor norcoreano puesto que parecía conocer bien la zona.

Su identidad ha sido confirmada a partir de las imágenes de seguridad captadas cuando logró atravesar.

El hombre en cuestión, que cruzó por esa misma zona del flanco fronterizo oriental en torno a la localidad de Goseong (160 kilómetros al noreste de Seúl), aseguró a las autoridades surcoreanas tras desertar que en su país había sido gimnasta, lo que le habría ayudado a sortear las alambradas de tres metros de altrua en torno a la DMZ y la MDL.

El hombre, con el que nadie había podido contactar desde el pasado 29 de diciembre, se estableció en Seúl y trabajó en el sector de la limpieza tras desertar.

La dura situación económica que encaran la mayoría de desertores al llegar al Sur hace que muchos traten de regresar al Norte, empresa que ha logrado una treintena de ellos en la última década.

Tras la deserción las autoridades militares surcoreanas enviaron una comunicación al país vecino para alertar que esta persona había cruzado la divisoria en un momento en el que, con motivo de la pandemia, las tropas norcoreanas tienen orden de disparar a todo el que se acerque a la frontera.

El ejército norcoreano ha confirmado la recepción de la información pero no ha detallado si ha localizado o no a esta persona ni cuál es su estado.

Esta huida ha planteado preguntas en el Sur sobre si podría tratarse de un caso de espionaje, aunque el funcionario citado por Yonhap ha asegurado que su caso "se manejo de acuerdo a todas las normativas" que existen en el Sur, donde el servicio de inteligencia es capaz de interrogar a desertores durante meses para certificar su origen e intenciones.

El incidente se produce además después de que Corea del Sur reforzara su sistema de defensa fronterizo tras varios casos de personas que lograron atravesar la DMZ en años recientes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.