Tras perder un juego, los Diablos Rojos buscan sobrevivir en Yucatán

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 1 (EL UNIVERSAL).- El fantasma de dos eliminaciones consecutivas ante los Leones de Yucatán ronda a los Diablos Rojos del México, sobre todo, después de perder uno de los dos juegos con los que abrió la Serie de Campeonato de la Zona Sur en el estadio Alfredo Harp Helú.

La principal arma de los Diablos Rojos es su poder con el bat, con la cual barrieron a El Águila de Veracruz y Pericos de Puebla en las primeras series de los playoffs de la Liga Mexicana de Beisbol.

Sin embargo, en la final que disputan con los Leones de Yucatán, los melenudos ya les demostraron que con el madero son igual de peligrosos, pero además, tiene un pitcheo solvente que puede maniatar a la artillería escarlata.

Lo confirmaron el miércoles por la noche en el segundo juego de la serie, en la que apalearon 15-8 a los pingos para emparejar el compromiso a un triunfo por bando.

El duelo por el pase a la Serie del Rey se reanuda este viernes en el Estadio Kukulkán, casa de los Leones, donde la novena capitalina enfrentará una peligrosa triple jornada en la que debe ganar al menos un cotejo para asegurar el regreso a la Ciudad de México.

"En estos juegos no hay que regalar nada ni perder turnos", advierte José Macías, coach de los escarlata, quien se caracterizó por su habilidad con el madero. "No podemos dejarle la puerta abierta a nadie porque pueden pasar muchas cosas. Esa es la mentalidad que le hemos metido a los muchachos y el trabajo está ahí", agregó el expelotero panameño.

El México batea para .345 después de dos choques frente a los Leones, a quienes les han anotado 19 veces, con 29 imparables, 15 de los cuales han sido extrabases.

Pero las hostilidades continuarán en un parque donde las condiciones favorecen el trabajo de los lanzadores. "Hay que atacarlos fuerte desde el principio y saber que los que hemos estado haciendo debemos de repetirlo. Buscar quedarnos con ese juego para después pensar en el siguiente, ir con la mente positiva y fuerte y vamos a jugar la pelota que hemos estado jugando", sentencia Macías, quien apoya a Carlos Sievers en el trabajo de la ofensiva.

Los Diablos Rojos llegaron a la Serie de Campeonato con una racha de 14 triunfos, seis en el cierre de la temporada regular y ocho en los playoffs. Esa racha llegó a 15 al ganar el Juego 1 para terminar luego de caer en el Juego 2.

Este viernes el duelo de abridores será entre los derechos William Cuevas (Diablos) y Henderson Álvarez (Leones).