Pep Guardiola explicó su enojo por el penal que no pateó Erling Haaland en el triunfo de Manchester City: “Tiene que tirarlo el especialista”

·3  min de lectura
La encolerizada reacción de Pep Guardiola después del penal que erró Ilkay Gündogan en la victoria de Manchester City; para el DT, el pateador debió ser Erling Haaland
La encolerizada reacción de Pep Guardiola después del penal que erró Ilkay Gündogan en la victoria de Manchester City; para el DT, el pateador debió ser Erling Haaland - Créditos: @LINDSEY PARNABY

Manchester City debió ganar este sábado de manera holgada contra un Leeds United que desde el vamos se sabía muy inferior. En el debut del experimentado DT Sam Allardyce, el conjunto visitante esperó al local muy profundo en su área, y los mancunianos aprovecharon al máximo la pasividad de su rival, llevándose una ventaja de 2-0 al entretiempo. Pero en los segundos 45 minutos bajó notablemente la efectividad de los ataques de los Citizens, cualidad que quedó encapsulada en una jugada de máxima tensión, cuando el árbitro Andy Madley le otorgó un penal a 7 minutos del final. El encargado de patear fue Ilkay Gündogan, autor de los dos goles anteriores, pero su tiro fue atajado por Joel Robles, y poco después Rodrigo Moreno convirtió el 2-1 para los Lilywhites.

En el momento, la decisión del equipo de cederle el penal al volante Gündogan provocó la ira del entrenador Pep Guardiola, a quien se lo pudo ver gritando “Vos tendrías que haberlo pateado” a Erling Haaland, el habitual ejecutante y máximo goleador de la Premier League. Y posteriormente, el español explicó por qué sintió que debió hacer ese reclamo: “Eso demuestra lo que es, un goleador que hace goles, goles y goles. Ha tenido las oportunidades y ha querido pensar en su compañero, que quería hacer un hat trick”, comenzó ponderando la actitud del noruego de ceder el penal, pero luego agregó: “Está muy bien, pero con un 2-0... Lo puede tirar Erling y lo puede fallar, pero con un 2-0 tiene que tirarlo el especialista. Nos jugamos demasiado como para no pensar en estas cosas”, justificó.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

“El partido no había terminado. Su acción te demuestra lo bueno y generoso que es Erling. Si está 4-0 a 10 minutos para el final, está bien, ¿pero 2-0? Debería rematar el mejor. Erling es el mejor pateador hoy. Un pateador es un pateador, así es el fútbol. Creés que está todo terminado, y no termina hasta que termina. Así es la Premier League”, continuó Guardiola, cuya victoria de su equipo de todos modos aseguró que será puntero al final de la fecha pase lo que pase con el escolta Arsenal, al que le lleva cuatro puntos y que tiene una difícil visita a Newcastle United el domingo.

Luego fue el propio Gündogan el encargado de dar su versión de los hechos sobre la decisión de Haaland: “Vi que Erling me estaba buscando, diciéndome que quería que patee, y le pregunté un par de veces, ¿estás seguro? Él estaba muy seguro de darme la pelota”, contó el alemán, que luego hizo una melancólica reflexión: “La decepción por no poder convertir ese penal es mayor a la alegría de haber convertido dos goles y ganar el partido, lo cual es un poco triste para ser sincero, pero es lo que es. Es una experiencia que nos enriquecerá para los próximos partidos. Estoy seguro de que Erling va a patear el próximo penal”.

El penal que malogró Gündogan y despertó la ira de Guardiola

La victoria en el estadio Etihad sostiene una racha asombrosa de Manchester City que ganó sus últimos 11 partidos de liga y que se encamina hacia un tercer campeonato consecutivo. A los dirigidos por Guardiola le quedan cuatro partidos por jugar, incluyendo visitas a canchas difíciles como Everton, Brighton y Brentford, pero también podría completar un triplete de ensueño; sigue en la Champions League, donde deberá superar a Real Madrid en las semifinales, y también tiene la final de la FA Cup, que lo enfrentará con su máximo rival, Manchester United.