La peor goleada en un partido de eliminatorias a un Mundial de Fútbol terminó 31-0

·2  min de lectura
El arquero de Samoa Nicky Salapu tuvo que sacar la pelota de su portería 31 veces en la peor goleada en un partido internacional que se haya registrado. (Foto tomada el 11 de abril de 2001/Darren England/ALLSPORT)
El arquero de Samoa Nicky Salapu tuvo que sacar la pelota de su portería 31 veces en la peor goleada en un partido internacional que se haya registrado. (Foto tomada el 11 de abril de 2001/Darren England/ALLSPORT)

La selección de Australia rompió el récord de la mayor goleada en las eliminatorias a un Mundial de Fútbol dos veces en menos de una semana. Han pasado ya dos décadas desde que los "Socceroos" vencieron primero por 22-0 a la selección de Tonga y a los pocos días rompió su propio récord con un 31-0 al enfrentar a Samoa Americana.

En ese partido también se rompió otro récord, el jugador con más goles en un solo juego internacional durante las eliminatorias. Archie Thompson tenía 22 años y marcó 13 de los 31 goles al minuto 12, 23, 27, 29, 32, 37, 42, 45, 56, 60, 65, 85 y 88.

El partido era valido para la clasificación de Oceanía al Mundial de Corea y Japón 2002. Tras la abultada victoria, los australianos pidieron que se introdujeran nuevas rondas preliminares para evitar partidos tan desequilibrados. Lo que eventualmente llevó a que se introdujera una ronda preliminar en la clasificación al mundial en la zona de Oceanía.

El arquero de Samoa Nicky Salapu tuvo que sacar la pelota de su portería 31 veces en la peor goleada en un partido internacional que se haya registrado. (Foto tomada el 11 de abril de 2001/Darren England/ALLSPORT)
El arquero de Samoa Nicky Salapu tuvo que sacar la pelota de su portería 31 veces en la peor goleada en un partido internacional que se haya registrado. (Foto tomada el 11 de abril de 2001/Darren England/ALLSPORT)

Tras el debate generado por el resultado, también se conoció que el equipo de Samoa tuvo viajar a Australia para ese partido con el equipo incompleto por motivos relacionados con las visas y nacionalidad de los jugadores. La mayoría de los jugadores tenía nacionalidad estadounidense y solo unos pocos tenían la de Samoa Americana. El único jugador que hacía parte del equipo habitual y que finalmente pudo viajar a Australia fue el portero Nicky Salapu.

Pensaron en enviar al equipo sub-20 al partido, pero no podían viajar porque tenían exámenes inaplazables.

También se descubrió que algunos de los jugadores nunca habían estado en un partido que durara 90 minutos, tres de los jugadores tenían 15 años y la edad promedio del equipo titular era 18 años. Algunos de los futbolistas ni siquiera tenían botines y la FIFA tuvo que darles calzado adecuado para que pudieran jugar.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Durante el partido los visitantes solo patearon una vez al arco, al minuto 86.

Y han habido goleadas peores, en el fútbol de Madagascar el AS Adema ganó 149-0 al SO de l'Emyrne el 31 de octubre de 2002, la mayor goleada de la historia reconocida por el Libro Guinness de los récords, durante la final de la THB Champions League de 2002 en Madagascar.

VIDEO: Stats Performance de la semana - Kylian Mbappé