La Penya quiere llevar al Barça contra las cuerdas en un Olímpic a reventar

·3  min de lectura

Badalona (Barcelona), 7 jun (EFE).- El Joventut Badalona tiene este miércoles (21:00 horas) una oportunidad única ante el Barça de darle la vuelta a las semifinales de la Liga Endesa y poner al equipo azulgrana contra las cuerdas de cara al cuarto partido del viernes, en un Palau Olímpic que estará a reventar de aficionados.

El técnico verdinegro, Carles Duran, dijo el domingo, tras la victoria (81-87) en el Palau Blaugrana que igualaba la eliminatoria (1-1), que quiere que la pista verdinegra sea "un infierno" que empuje a su equipo hacia una final que hace 29 años que no juega.

Los azulgranas ya saben lo que se encontrarán este miércoles en Badalona. Un equipo muy motivado que ya le ganó en sus dos últimas visitas: en el partido de liga regular esta temporada (83-72) y en el segundo partido del 'play-off' de cuartos de final de la temporada pasada (72-63).

El alero Cory Higgins, que el domingo no jugó por unos dolores en la zona lumbar originados por un golpe en el primer encuentro, entrenó "con normalidad" este martes, según informó el club azulgrana y se espera que esté a disposición de Jasikevicius.

El técnico lituano deberá descartar a uno de sus tres extracomunitarios -Higgins, Exum y Hayes-Davis- para el tercer encuentro. El primero se lo perdió Dante Exum, por decisión técnica, y el segundo Cory Higgins, por sus problemas físicos.

En el bando verdinegro, el base Andrés Feliz, que se torció un tobillo en la última jugada del segundo encuentro, es "duda" al igual que el pívot Vladimir Brodziansky, según informó el Joventut.

El Barça volvió a su desconcertante irregularidad en un 'play-off' tras dominar el duelo inaugural (89-72) y perdió en solo 36 horas la concentración y agresividad ante un rival que no desaprovechó la ocasión para recuperar el factor pista con una victoria inapelable.

"El Joventut es muy fuerte en su casa, por lo que tendremos que mejorar mucho", avisó Sarunas Jasikevicius tras la derrota del domingo.

El técnico lituano incidió en la necesidad de limitar las pérdidas de balón -15 en el segundo encuentro- para evitar los puntos fáciles de los verdinegros en la transición. "Esta es la clave. En el primer partido nos metieron 24 puntos al contraataque y en el segundo 19. Castigan mucho", resaltó el técnico.

Otro factor a controlar por parte del Barça será la aportación de Ante Tomic, decisivo en el triunfo de la Penya en el segundo partido con 24 puntos. El croata se crece ante su exequipo, contra el que ha anotado más de 20 puntos en tres de los cuatro partidos que han enfrentado a verdinegros y azulgranas.

La trascendencia del partido invita a pensar que este miércoles se verá la versión ofrecida por el Barça en el primer encuentro. No le queda otra. Si iguala el nivel físico que impondrá la Penya, su única forma de optar a la victoria, y eleva el acierto en los triples es el claro favorito al triunfo.

Los verdinegros deberán mantener la intensidad defensiva, sobre todo en la primera línea del ataque azulgrana, para poder lanzar el contragolpe y, como en el segundo partido, equilibrar su anotación tanto en la pintura como en el perímetro. No llegó la Penya a los 17 lanzamientos de tres para anotar siete y sus pívots sumaron 37 puntos.

Este miércoles, y también el viernes, se vivirán dos grandes noches de baloncesto en el Palau Olímpic en el que la Penya intentará que la serie no vuelva al Palau Blaugrana y el Barça imponer su potencial para meterse en su cuarta final consecutiva.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.