Peloteritos quedan eliminados

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- Casi todos derramaron lágrimas de frustración en cuanto se presentó el out 18, ese que significó su despedida en la edición 2022 de la Serie Mundial de Ligas Pequeñas.

Los chicos de la Liga Matamoros, representante de México, llegaron a la parte baja de la quinta entrada con ventaja de 1-0, pero —al igual que anteayer frente a China Taipei— los errores les costaron ser derrotados por Curazao (2-1)... Y la eliminación en el clásico juvenil.

El pitcher abridor David Zárate había tenido una espectacular salida, al dominar sin problemas a la gran mayoría de los bateadores caribeños que había enfrentado. Por si fuera poco, él había respaldado su trabajo con un cuadrangular solitario en el cuarto episodio, el cual daba a los tricolores la esperanza de llegar a la final internacional, encuentro que se llevará a cabo mañana.

Sin embargo, el quinto episodio resultó altamente doloroso.

Todavía con Zárate en el centro del diamante —y ya con dos outs en la pizarra—, Curazao empató gracias a un imparable productor de Jaydion Louisa.

En la siguiente jugada, la defensiva mexicana pifió al intentar sacar a corredores en base y cayó la anotación que dio ventaja a los caribeños, cuyo pitcheo dominó sin problemas a los toleteros mexicanos en la parte alta del sexto episodio. El sueño tricolor ha terminado.