La pelota parada, una herramienta subestimada del City de Guardiola

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Más allá de que no es lo que más luzca dentro de su aceitado funcionamento colectivo, y de que tampoco esté vinculada a las principales virtudes del trabajo de Pep Guardiola, lo cierto es que la pelota parada se ha transformado en un gran recurso para Manchester City.

En la presente temporada de la Premier League, ningún otro equipo convirtió tantos goles (18) como consecuencia de tiros de esquina o tiros libres. Además, es la marca más alta de los Citizens desde la campaña 2013-14 (22).

En el último partido ante Leeds United, Rodri (1.90 metros) abrió el marcador de cabeza, aprovechando un excelente envío de Phil Foden, quien luego también fue responsable del tiro de esquina que derivó en el gol de Nathan Aké.

Si bien no hace un culto del balón detenido como otros conjuntos, el City ha sabido capitalizar la excelente pegada que tienen varios de sus atacantes -principalmente Foden- y el buen juego aéreo de futbolistas como Rodri, Rúben Dias (1.85 mts), Aymeric Laporte (1.91 mts) y John Stones (1.88 mts), entre otros.

También cabe destacar que el Leeds, pese a tener un buen promedio de altura (1.84 mts el del once inicial, 1.81 el del City) es el elenco de toda la liga inglesa que peor defiende este tipo de acciones: recibió 18 goles de pelota parada (excluyendo penales).

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.