Pelea de boxeo con morbo: un policía noqueó a un preso que salió de la cárcel para un combate oficial

·2  min de lectura
Julián Gómez, policía bonaerense, derrotó por KO a Martín "El Renacido" Jara, que está cumpliendo una condena de 10 años.
@chinomaidanapro. Captura de video
Julián Gómez, policía bonaerense, derrotó por KO a Martín "El Renacido" Jara, que está cumpliendo una condena de 10 años. @chinomaidanapro. Captura de video

Fue una noche inédita (y con mucho morbo, claro). Julián “El Diamante” Gómez, efectivo de la policía bonaerense, noqueó en un round a Martín “El Renacido” Jara, interno de la Unidad Carcelaria 48 de San Martín, en una pelea organizada por el excampeón mundial welter AMB Marcos “Chino” Maidana, en el club Morón.

El combate, encuadrado en la categoría medianos, tuvo poco más de dos minutos de acción, que le bastaron a Gómez para martillar con su potente derecha. Jara quedó sentido contra las cuerdas y el oficial de la policía definió el combate cuando quedaban 53 segundos para la campana.

Gómez reaccionó con un insulto contra el recluso apenas consumado el nocaut, aunque después lo ayudó a recuperarse y lo alzó en sus brazos, en forma de reconocimiento. Ambos fueron aplaudidos en el ring por el público y también por el “Chino” Maidana, promotor del evento.

El afiche promocional de la pelea entre Martín Jara, el convicto, y Julián Gómez, el policía de San Miguel.
Twitter @Moronrepicante


El afiche promocional de la pelea entre Martín Jara, el convicto, y Julián Gómez, el policía de San Miguel. (Twitter @Moronrepicante/)

El oficial subayudante, que presta servicio en el Destacamento Islas, del partido bonaerense de Tire, es oriundo de San Miguel y tiene un récord de 4-1-0, 4 KOs.

El policía Julián Gómez venció por KO a Martín "El Renacido" Jara.
El policía Julián Gómez venció por KO a Martín "El Renacido" Jara.


El policía Julián Gómez venció por KO a Martín "El Renacido" Jara.

Jara (2-1-1, 1 KO), nacido en Bahía Blanca, cumple condena en el penal 48 de San Martín por el delito de hurto, privación ilegítima de libertad y robo agravado por el uso de arma de fuego.

El interno recibió permiso para realizar la pelea y fue trasladado por el personal del Servicio Penitenciario Bonaerense. Si bien la pelea tuvo condimentos extras, no es novedad que un pugilista privado de su libertad salga por un fin de semana para combatir. “Un knock out a todo lo conocido”, fue la frase elegida por la organización para su difusión y así resultó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.