Pelé fue despedido por una multitud en las calles

Getty Images

El último viaje de Pelé por las calles de Santos vio a miles de personas acudir el martes para despedirse del hombre que conocían como 'Rey', quien falleció el jueves pasado a los 82 años después de luchar contra el cáncer.

El ex futbolista brasileño fue trasladado a cuidados paliativos a principios de diciembre después de que su cuerpo dejara de responder al tratamiento, y su muerte se sintió profundamente en todo el país sudamericano.

Santos, un municipio cercano a Sao Paulo, es la ciudad en la que Pelé pasó toda su carrera en el club y mucho más allá. Fue la superestrella del equipo al que representó de 1956 a 1974, anotando 643 goles en 659 partidos y rechazando la posibilidad de emigrar a grandes clubes europeos.

El lunes comenzó un velorio de 24 horas, con fuegos artificiales y banderas en su honor, y la celebración de su vida continuó mientras su féretro salía del estadio de Vila Belmiro para recorrer la ciudad, antes de dirigirse al Memorial Necropole Ecumenica. Ese es un cementerio vertical de gran altura, donde Pelé será enterrado en el noveno piso.

El ayuntamiento de Santos dijo que más de 230 mil personas desfilaron frente al ataúd de O Rei mientras estaba en el estadio, y las multitudes se reunieron afuera cuando se iba. El cortejo viajó a lo largo de la playa, con su ataúd descansando sobre un camión de bomberos, envuelto en una bandera de Brasil.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Muchos caminaron a los costados y detrás, con las banderas de Santos ondeando y los aplausos de los admiradores de toda la vida. El ataúd pasó por la casa de la madre de 100 años de Pelé, y en la playa de Santos, tomas aéreas mostraban la vista de un mensaje dentro de un corazón, grabado en la arena, que decía: "Pelé será eterno"

Foto: Getty Images