Pelé brilló para dejar una marca imborrable en la historia del fútbol

Getty Images

Pelé falleció a los 82 años después de luchar durante mucho tiempo contra una enfermedad, pero su legado en el fútbol seguirá con vida eternamente después de una carrera que lo coloca entre los mejores jugadores de la historia.

El delantero brasileño, nacido en 1940, tenía solo 15 años cuando debutó con Santos en 1956, y solo un año más tarde tuvo su estreno con la Selección. Sin embargo, fue en la Copa del Mundo de 1958 en Suecia cuando llamó la atención internacional por primera vez.

Brasil aún no había levantado el trofeo Jules Rimet cuando Pelé irrumpió en escena por primera vez, pero el adolescente ayudó a iniciar un período de éxito para la nación sudamericana con una serie de exhibiciones brillantes.

Después de irrumpir en el XI inicial de Vicente Feola para el último partido de la fase de grupos contra la Unión Soviética, Pelé prosperó durante los partidos eliminatorios, anotando seis goles cuando Brasil venció a Gales, Francia y Suecia para hacerse con su primer corona.

La influencia de Pelé también comenzó a notarse a nivel nacional, anotando 127 goles en 1959, y en 1961 Santos obtuvo la primera de cinco coronas consecutivas en la Primera División de Brasil. En ese mismo año, el futbolista fue declarado tesoro nacional antes de que una lesión en la ingle impidiera su participación en la exitosa defensa de la Copa del Mundo en Chile 1962.

Santos acumuló triunfos consecutivos de la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental en 1962 y 1963 (Pelé anotó en las cuatro finales), pero en el Mundial de Inglaterra 1966 sufrió los ataques constantes de los rivales con patadas que limitaron su influencia cuando Brasil quedó eliminado en la fase de grupos.

Sin embargo, habría una última victoria en la Copa Mundial para Pelé, anotando el primer gol y logrando una excelente exhibición final cuando Brasil venció a Italia por 4-1 para recuperar el título en México 1970, el tercero para alcanzar un récord que todavía no fue superado.

Después de un breve retiro, Pelé finalmente cerró su carrera jugando para el New York Cosmos en Estados Unidos. Sus logros fueron celebrados con innumerables elogios individuales, incluido el de ser ganador del Jugador del Siglo de la FIFA junto a Diego Maradona en el 2000.

En total, Pelé cosechó seis títulos de la Serie A brasileña, además de muchos campeonatos regionales, dos Copas Libertadores, dos Intercontinentales y una Supercopa de Campeones Intercontinentales con Santos. Con la Selección brasileña ganó tres Copas del Mundo y con Cosmos se coronó en la North American Soccer League.

"Dios fue realmente generoso con Pelé en todos los sentidos. Físicamente hablando era un atleta perfecto. Fue fantástico, un buen compañero de equipo, muy positivo, siempre empujándonos a ganar. Era un chico del que aprendí mucho, fue un ejemplo para mí en el campo", dijo su ex compañero de Brasil, Rivellino, en diálogo con Stats Perform.

Y agregó: "Quería lograr la perfección. Es difícil llegar allí, pero estuvo muy cerca de lograrlo. Sus cabezazos eran los mejores, su control del balón era como el de nadie, era genial con las dos piernas. Incluso podía jugar de portero, así que era un jugador fenomenal y creo que en la vida no veré a nadie como él. Todo lo que ganó e hizo, para mí no habrá otro. Puede aparecer otro gran jugador, un excelente jugador, ¿pero otro rey como él? No".

Foto: Getty Images